El pleno ordinario del mes de marzo del Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès (Barcelona) que se ha celebrado este lunes ha declarado persona 'non grata' el rey Felipe VI en una moción presentada a petición del Consell Local per la República.

La propuesta también ha dado luz verde para que la localidad del Vallès Occidental sea declarada "ciudad republicana y antimonárquica", según ha informado el consistorio en un comunicado.

La iniciativa ha contado con los votos favorables de Junts per Sant Cugat y la CUP; mientras que ERC se ha abstenido en el acuerdo contra el monarca. Según ha explicado a El Nacional.cat la alcaldesa de Sant Cugat, Mireia Ingla, la moción tenía dos acuerdos: el primero, declarar persona 'non grata' al monarca y el otro, declarar Sant Cugat "ciudad antimonárquica y republicana".

Alcaldesa Sant Cugat Mireia Ingla ACN

La alcaldesa de Sant Cugat, Mireia Ingla, trabajando en su despacho / ACN

La alcaldesa ha indicado que ERC ha votado a favor de declarar la ciudad "republicana y antimonárquica" pero que se ha abstenido en el otro acuerdo ya que "queríamos declarar 'non grata' no la persona sino la monarquía". "Declarar persona non grata sólo victimiza la persona y no va a la raíz del problema. Nosotros condenamos la monarquía per se, sea Felipe VI o quien sea", ha subrayado Ingla.

La moción la presentaron los grupos municipales de JxCat y la CUP. Según explicaba este sábado la concejala de Junts Núria Fernández, "el rey Felipe VI, el rey del 'a por ellos', que se supone neutral, no nos representa". "Los catalanes no tenemos rey, no tenemos ni cultura del vasallaje ni de genuflexión. La falta de respeto por parte de la familia real española al pueblo catalán, que dice que nos representa, alcanza unos niveles de egoísmo e insolidaridad muy grandes", criticaba.

La moción defendía su objetivo recordando que la monarquía española, "además de legitimarse en derechos propios de la Edad Media, es también heredera del régimen franquista; el mismo dictador, antes de su muerte, elegía a dedo a su sucesor, el rey Juan Carlos I de Borbón".

La Zona de Bajas Emisiones

El pleno de Sant Cugat también ha dado luz verde a la ordenanza municipal que regulará la Zona de Bajas Emisiones (ZBE). El sistema tiene que entrar en funcionamiento el próximo 1 de mayo, pero no será hasta el día 1 de noviembre que se empezarán a imponer las primeras sanciones.

Los vehículos que no tengan distintivo ambiental de la DGT no podrán circular por el área incluida de lunes a viernes y de 7.00 a 20.00 h, y se prevén multas de entre 100 y 500 euros. Esta es la primera ZBE local que entrará en funcionamiento en el área metropolitana de Barcelona, si bien otras localidades ya están trabajando en la creación de propias, donde los municipios de Ripollet y Sant Joan Despí son los que tienen más avanzado el proceso.

La aprobación definitiva de la ordenanza se ha alcanzado con los votos favorables de los partidos de gobierno (ERC-MES, PSC y CUP) y Junts per Sant Cugat. Por su parte, Ciutadans ha votado en contra.

 

Foto principal: El rey Felipe VI / EFE

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat