El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado hoy que "la crisis territorial no se resuelve con amenazas por el suelo, mar y aire," sino con "diálogo y medida" en alusión a la reacción del Gobierno ante la posible celebración del referéndum catalán el 1 d 'octubre.

Sánchez ha clausurado hoy en la sede del Conservatorio de Música de Palma el XIII Congreso de los Socialistas de las Baleares, que ha ratificado a Francina Armengol, actual presidenta del Govern balear, como secretaria general del PSIB-PSOE.

El líder socialista ha insistido en que "las soluciones para Catalunya pasan por la ley porque fuera de la ley no hay nada", pero ha advertido que en estos seis años se ha demostrado que "con la ley no hay suficiente, que falta la política". Para Sánchez, "a un presidente de Gobierno se le tiene que pedir mirar alto, lejos, que haga política, que encuentre soluciones justas".

Ha reiterado el apoyo de los socialistas al Gobierno en defensa de la ley y la Constitución en relación con el referéndum y ha señalado el "llamamiento a encontrarnos" que ha hecho al PSOE sobre este asunto con la Declaración de Barcelona.

Sistema de financiación "justo" para Baleares

Sánchez también se ha comprometido a luchar por un sistema de financiación "justo" para Baleares y ha criticado que "Rajoy ha dejado a la deriva a las Islas".

Para Sánchez, Baleares necesita que el Gobierno central sea "flexible" con la insularidad, así como "una alianza de un gobierno de izquierdas aquí y en Madrid" que ponga fin a los recortes y la precariedad.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat