El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, ha criticado muy duramente hoy el sistema judicial español y ha asegurado que en el Tribunal Supremo no hay "ni una chispa" de justicia. Rull ha hecho estas declaraciones después de presentar un recurso para que le concedan el tercer grado.

Al detalle, a mediados de julio el equipo del Servicio de Clasificación de la Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima otorgó el tercer grado a los presos políticos, un régimen de semilibertad a través del cual podían pasar tres días fuera de la prisión.

josep rizo tv3

Josep Rull en una entrevista que concedió a TV3 mientras disfrutaba del tercer grado

No obstante, este lo tumbó la jueza de vigilancia penitenciaria de Lledoners a finales de mes por lo cual tuvieron que volver a ingresar permanentemente en el centro penitenciario. Se da el caso de que esta semana la jueza de vigilancia penitenciaria 5 de Catalunya contradijo la primera resolución y avaló el tercer grado.

A la espera del Supremo

Sin embargo los presos políticos no pueden disfrutar del régimen de semilibertad, porque la jueza elevó la cuestión al Tribunal Supremo, que es quien tiene que tomar una resolución sobre la apelación de la Fiscalía. Además, no les ha levantado las medidas cautelares que les suspende el tercer grado.

Ahora bien Rull no tiene ninguna esperanza en que este tribunal resuelva a favor de los presos políticos, ya que es la misma corte que los condenó a prisión por los hechos del 1 de octubre y los días posteriores.

"Es más fácil que un camello pase por el agujero de un alfiler que encontrar una chispa de justicia en el Tribunal Supremo español cuando eres independentista", ha señalado Rull en su cuenta de Twitter.

Rull, junto con el conseller a la Presidencia y Portavoz, Jordi Turull, y el expresidente de la Asamblea Nacional de Catalunya (ANC), Jordi Sànchez, han presentado hoy un recurso contra la sentencia de la jueza porque, a pesar de avalar el tercer grado, no les ha levantado las medidas cautelares que les aplicó la primera magistrada que suspenden la implementación del tercer grado hasta que haya una resolución del Tribunal Supremo.

El conseller ha remarcado que mientras que la batalla está en los tribunales, ellos siguen en la prisión. "Continuamos encarcelados por haber puesto urnas", ha concluido al consejero|conseller.

 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat