La jueza de vigilancia penitenciaria de Lledoners ha suspendido la aplicación del tercer grado penitenciario y el 100.2 a los presos políticos y tendrán que volver a la prisión esta tarde, tal como ha solicitado hoy mismo la Fiscalía, que ha recurrido el tercer grado de los líderes independentistas y ha presentado un recurso pidiendo que se los vuelva a clasificar en segundo grado. En un auto, la magistrada suspende la semilibertad y el 100.2 del líder de ERC, Oriol Junqueras, el conseller Joaquim Forn, el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, el expresidente de la ANC Jordi Sànchez y el conseller Raül Romeva. También ha anulado el tercer grado de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, a quien se le tumbó el 100.2 el pasado 23 de julio. La Fiscalía todavía estudia los recursos del conseller Josep Rull, el conseller Jordi Turull y la consellera Dolors Bassa, que todo indica que se presentarán en los próximos días.

El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) ha aplicado la máxima celeridad y ha dictado que mientras se resuelve el recurso queda suspendido el tercer grado. La jueza ha solicitado que el recurso tenga efectos suspensivos y tramitarlo de forma preferente y urgente, después de que el pasado 14 de julio el equipo del Servicio de Clasificación de la Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima avalara las resoluciones de las juntas de tratamiento del 2 de julio y concediera definitivamente el tercer grado a los nueve presos políticos. Así pues, desde el 17 de julio, los líderes independentistas podían pasar el fin de semana en casa y volver el lunes al centro penitenciario.

La providencia de Oriol Junqueras es igual que la del resto de presos políticos

Los presos políticos en Lledoners comparecerán esta tarde a las 19h antes de volver a ingresar en prisión. También asistirán el vicepresident del Govern, Pere Aragonès, la portavoz de Esquerra Republicana, Marta Vilalta, y el presidente del Parlament, Roger Torrent.

El president de la Generalitat, Quim Torra, se ha hecho eco de la noticia en Twitter y ha preguntado: "¿Este es el diálogo que ofrece España?".

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha remarcado que hoy han vuelto a constatar "que nos tienen mucho miedo y nos quieren encerrados". "De la prisión se sale, y saldremos para ganar y para traer este país a la libertad", ha añadido.

Por su parte, el conseller Raül Romeva ha asegurado que "nos devuelven a la prisión porque son incapaces de volver a la política".

La diputada de la CUP Eulàlia Regüant ha afirmado: "Esto se llama derecho penal del enemigo".

La consellera en el exilio y diputada del Parlamento Europeo Clara Ponsatí ha destacado: "Mientras nos distraemos discutiendo a ver quién es el más bueno, ellos no pierden el tiempo y dejan claro quién es el malo".

El vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, ha manifestado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "ya tiene lo que quería".

Desde el exilio en Suiza se ha añadido a ellos la secretaria general de ERC, Marta Rovira:

Por parte del Gobierno, no se había pronunciado nadie hasta pasadas las 22h, cuando Pablo Iglesias ha roto el silencio. El vicepresidente de Podemos dijo en su cuenta de Twitter que, aunque no le corresponde "valorar la calidad jurídica de una decisión judicial", "la suspensión de la semilibertad de los presos es una mala noticia" por quienes defienden el diálogo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat