La represión no se detiene y los presos políticos independentistas siguen sin respuestas. Esta semana, Carme Forcadell y Dolors Bassa han vuelto a la cárcel con el tercer grado revocado. Y parece que la paciencia se está acabando en Esquerra Republicana. Este miércoles, su portavoz en Madrid, Gabriel Rufián, ha vuelto a enviar un aviso a navegantes: "El Gobierno tiene que tomar decisiones y fijar horizontes; si no, ERC tomará decisiones". El dirigente republicano también ha reiterado su voluntad por un Govern con Junts per Catalunya, pero se ha mostrado más reticente a la unidad de acción que reclama la formación de Carles Puigdemont en la capital del Estado.

En una entrevista este miércoles en TVE, Gabriel Rufián ha cargado contra el inmovilismo del Gobierno, y especialmente del PSOE, que "juega" al hecho de que es "el menos malo de lo malo". Pero eso, ha denunciado, hace que haya "cuestiones como el encarcelamiento injusto que no se solucionan, como dicen cada vez más organizaciones, como Amnistía Internacional." Por todo esto, ha dirigido un mensaje tanto a los socialistas como a Unidas Podemos, que "tendrían que hacerse cargo de esta situación". En caso de no hacerlo, ERC se replanteará su apoyo. "Hay una agenda que el Gobierno tiene que aprobar y que sólo la puede aprobar con nosotros. Me parecen temerarias ciertas actitudes", ha recordado Rufián.

Sobre las negociaciones para la investidura de Pere Aragonès, el portavoz republicano ha reiterado que su "plan principal" sigue siendo gobernar con Junts per Catalunya. No obstante, ha recordado que eso "depende de ellos" y que están a la espera de una nueva reunión. Se ha mostrado convencido de que al final "todo el mundo será responsable y sabrá lo que nos jugamos" porque la situación es muy complicada. Su objetivo es "sumar" y hacer un frente tan amplio como sea posible, como defendieron durante la campaña electoral del 14-F.

Preguntado sobre la unidad de acción en Madrid, que ayer Junts volvió a reclamar, Gabriel Rufián ha rebatido que ya "existe", que las dos formaciones han impulsado de forma conjunta comisiones de investigación en el Congreso e iniciativas contra la represión. Dicho esto, ha añadido que "todo el mundo tiene que asumir los resultados electorales". ¿Cuáles son estos resultados? "Nosotros tenemos trece diputados y ellos cuatro, y es complicado querer imponer tus condiciones cuando tienes cuatro", ha replicado.

No se ha pronunciado sobre la salida de Jaume Alonso-Cuevillas de la Mesa del Parlament, asegurando que "respeta" los debates y problemas internos de Junts, "que tenemos todos los partidos". Ha aprovechado para relacionarlo con la investidura de Pere Aragonès: "Ahora hay una votación para cambiarle de la Mesa, y estamos convencidos de que si no hay ningún problema para cambiar a un miembro de la Mesa, tampoco lo habrá para investir a un president".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat