El rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, estarán el viernes en Barcelona en la entrega de premios de la nueva edición de la BCN New Economic Week. Ambos presidirán este acto desde la Estación de Francia, organizado por el Consorci de la Zona Franca de Barcelona, y quieren ofrecer una imagen de unidad y apoyo entre la corona y el Gobierno tras las desavenencias que se produjeron en la entrega de los despachos judiciales hace diez días.

¿Qué es la BNEW?

La Barcelona New Economy Week es un acontecimiento B2B físico y digital que reúne acontecimientos únicos de los sectores de la logística, la inmobiliaria, la industria digital, el comercio electrónico y las zonas económicas. Todos comparten un denominador común: Nueva Economía. Este gran acontecimiento también quiere ser una plataforma de networking digital, ya que todos los usuarios se podrán conectar con las empresas y otros interesados de forma telemática pero también física. Aparte de la Estación de França, esta BNEW tiene tres puntos físicos más: la Casa Seat, el Movistar Centre de Barcelona y la Boqueria.

El proyecto es muy innovador, ya que se montarán grandes platós televisivos físicos donde se celebrarán debates, conferencias y charlas que se vertebran en cinco ejes principales: el e-commerce, el real state, el digital industry, el logistics y el economic zones. Todos ellos se ofrecerán en plataforma digital y también se puede asistir de forma presencial. El Rey y Sánchez asistirán el último día de este acontecimiento que durará cuatro días: empieza mañana martes y se acercarán más de 300 speakers, y todo retransmitido en directo.

El Rey y el Presidente visitarán juntos también la start-up 3D Factory Incubator, al cumplirse su primer año de vida en la Zona Franca de Barcelona. 3D Factory Incubator es la primera incubadora europea de alta tecnología en impresión en tres dimensiones. Su principal objetivo es albergar las 100 mejores ideas en Europa de negocio digital para los próximos cinco años.

"Reconciliación?"

La ausencia del Rey en el acto de entrega de los despachos judiciales en Barcelona provocó un choque frontal del Poder Judicial con el gobierno de Pedro Sánchez. El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, mostraron el malestar de este órgano.

Posteriormente, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, explicó que el 'no' a Felipe VI a visitar Barcelona se debía a la coincidencia, en el tiempo, de la sentencia al president Quim Torra y su posible inhabilitación. Así lo confirmó en una entrevista en RNE, en que reiteró que "no había ningún tipo de razón de seguridad, sino que era un tema de convivencia".

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat