Tras un 2017 donde varios discursos del rey Felipe VI estuvieron marcados por el conflicto soberanista, con reiteradas apelaciones a la unidad de España y un llamamiento a la responsabilidad de las instituciones políticas para garantizar el respeto a la Constitución —palabras anteriores a la aplicación del artículo 155 en Catalunya— el monarca ha pasado página en su primer parlamento del año, durante la celebración de la Pascua Militar en el Palacio Real de Madrid, acompañado de su padre Juan Carlos I en un acto institucional, por primera vez desde la abdicación.

"La seguridad y la defensa nacional son una tarea de todos" es la única referencia que se podría atribuir a la cuestión territorial, pese a que muy sutil, después de que hace poco más de diez días el jefe del Estado lanzara un nuevo aviso al independentismo, ante la posibilidad de retomar la vía unilateral. "El camino no puede llevar de nuevo al enfrentamiento o la exclusión, que sólo generan discordia, incertidumbre, desánimo y empobrecimiento moral, cívico y económico de toda una sociedad", dijo entonces, en el habitual discurso de Navidad, pasadas las elecciones del 21-D.

Ante la plana mayor del estamento militar, Felipe VI ha dedicado unas palabras de agradecimiento a las Fuerzas Armadas, asegurando que tenían "el aprecio de todos los españoles, el apoyo e impulso de la Corona". "Tenéis que continuar con la tarea necesaria de explicar vuestro trabajo, los esfuerzos que hacéis en favor de la libertad y seguridad de los ciudadanos", ha añadido. El mensaje llega después de las polémicas del año anterior con el "a por ellos" o la actuación de Policía y Guardia Civil en el referéndum del 1-O.
 

joan carles efe
FOTO: EFE

Así las cosas, el Rey ha destacado "el espíritu de apertura" español, que se habría visto con la participación de la Corona en la primera vuelta al mundo. El repaso histórico ha incluído palabras de felicitación a su padre Juan Carlos I, quien este 5 de enero hizo 80 años —gesto que ha dirigido después a su madre, la reina Sofía, quien los cumplirá pronto. Del monarca emérito ha resaltado "la entrega" en el servicio a España y ha recordado los 40 años de la Constitución como un "gran pacto de convivencia" entre ciudadanos.

En la sala del Trono del Palacio Real, Felipe VI estaba acompañado por la reina Letizia, el presidente Mariano Rajoy, el ministro del Interior Juan Ignacio Zoido, el delegado del Gobierno en Catalunya Enric Millo y la ministra de Defensa Dolores de Cospedal, la cual se ha sumado a los elogios del actual Rey sobre la tarea de Juan Carlos I. Cospedal le ha atribuido a él "el liderazgo" hacia la transición de una "España democrática, moderna, de reconciliación, concordia y convivencia", como también "el amor a España, la lealtad a la Corona y al deber", ha dicho.
 

pascua militar Twitter ministerio defensa
FOTO: Twitter del Ministerio de Defensa

La titular ministerial sí ha incidido en el respeto a la legalidad durante su parlamento —sin alusiones directas a Catalunya recordando el papel de las Fuerzas Armadas de "custodiar y proteger la libertad, en la línea divisoria entre la democracia y el arbitrariedad". En este sentido, expuso que parte de la misión del Ejército era combatir de "tiranía de cualquier forma" y "preservar la paz en el mundo", palabras de justificación para las múltiples misiones extranjeras en las que participa España.

Tras repasar los planes de Defensa para el próximo año, la ministra se ha detenido en las presuntas "campañas de injerencia y desinformación" de otros países en los asuntos de política doméstica, como un "nuevo campo de batalla" y amenaza global. "No nos llamemos a engaño, desestabiliza a los países por intereses geopolíticos y geoestratégicos. No estamos seguros de si es una nueva forma de enfrentamiento y de dominio más poderosa", ha denunciado, asegurando que se trabajaría al respecto para mantener las libertades de los ciudadanos.

La cuarta Pascua Militar de Felipe VI ha concluido con el monarca invitando a los asistentes a vitorear el habitual "¡Viva España!", al tiempo que los asistentes le han devuelto el gesto con un "¡Viva el Rey!". Aun así, la lluvia ha obligado a cambiar la clásica revista a las tropas en el Patio de la Armería para un saludo a cubierto, con el himno español sonando de fondo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat