Ante la inminente publicación de la sentencia, el independentismo ya ha empezado a calentar motores para volver a movilizarse en las calles. Más allá de la respuesta que tendrán que dar las instituciones -Govern, Parlament y ayuntamientos- y que todavía no es pública, desde la sociedad civil ya se han dado a conocer las primeras convocatorias. Justamente este viernes a última hora de la tarde la ANC y Òmnium anunciaron una de sus principales propuestas: cinco marchas populares de tres días que saldrán desde varias poblaciones catalanas y acabarán en Barcelona.

A la espera de la fecha concreta que salga publicada la sentencia, que se intuye para finales de la semana que viene o principios de la siguiente, y a pesar del secretismo que reina entre los organizadores para no enseñar las cartas antes de tiempo, estas son algunas de las propuestas de respuesta que hay sobre la mesa.

Tsunami Democràtic

Quien está canaliza la respuesta es, principalmente, la plataforma Tsunami Democrático. Esta iniciativa de respuesta a la sentencia surgió a principios de septiembre anunciándose como una plataforma de la sociedad civil, pero a la que todos los partidos independentistas dieron apoyo de manera instantánea. Desde JxCat y ERC hasta la CUP, así como también las entidades soberanistas y los CDR.

Poco se sabe de quién y qué hay detrás. De momento, según han informado ellos mismos en los últimos días, sólo se sabe que el objetivo es crear una "crisis generalizada" en el estado español que "se prolongará en el tiempo", sin definir si se tratará de acciones que durarán una semana o tres meses. A la espera de nuevas informaciones, sus promotores han pedido que la gente se suscriba a su canal de Telegramo y que esté "alerta". "Cuando salga la sentencia tendrás que dejar lo que estés haciendo. La respuesta que está preparada requiere una reacción inmediata pero no será sólo una acción concreta de un día", avisan, pidiendo que se lleven "provisiones".

A día de hoy, la plataforma ya ha hecho algún ensayo, que ha pasado por ocupar oficinas de algunos bancos y grandes empresas del Estado, acusándolas de financiar la represión. A falta de conocer las acciones concretas que se están preparando, se intuye que irá más allá de simples movilizaciones y que se intentará afectar a algunos de los pilares del estado como la red vial o la economía y los bancos, desde la "lucha no violenta" y la "no cooperación" con el Estado.

Huelga general y aulas vacías

También se persigue una huelga general y que se vacíen las aulas de institutos y universidades. Con el recuerdo de la huelga de país del 3 de octubre de 2017 todavía muy presente, la Intersindical ya ha hecho una preconvocatoria de huelga general para el 11 de octubre, uno de los días que suenan con fuerza para que salga publicada la sentencia. Sin embargo, el sindicato argumenta la convocatoria con motivos laborales, tal como requiere la ley, entre los cuales la demanda de derogar las reformas laborales y aumentar el salario mínimo a los 1.200 euros.

De hecho, este pasado jueves en un acto en recuerdo del paro del 3-O, miembros de la Intersindical avisaron de que el "luto se ha acabado" y que "la pelota vuelve a estar en la calle", po lo que exigieron "reprender el camino de la autoorganización con más madurez". Unas declaraciones hechas con la mirada puesta claramente en la sentencia y en la nueva huelga, y donde también se criticó a los sindicatos mayoritarios como la CCOO que ha posicionado en contra de ella.

Por otra parte, el Sindicato de Estudiantes quiere convocar una huelga de tres días justo saberse la sentencia. La intención es que tan pronto como se sepa el veredicto del Tribunal Supremo, los estudiantes vacíen las aulas y se concentren en la plaza Sant Jaume de Barcelona. Al día siguiente convocarán manifestaciones por todo el país y el tercer día, prevén que la huelga de estudiantes coincida con la de trabajadores y se culmine con una manifestación unitaria por la tarde. Un total de 72 horas de reivindicación para demostrar el rechazo de los estudiantes a la represión.

También el Tsunami Democrático ha hecho un llamamiento a vaciar las aulas.

'Marchas para la Libertad'

Como es de esperar, las movilizaciones también pasarán por afectaciones y cortes en la red vial con el objetivo de colapsarla. La ANC y Òmnium anunciaron este pasado viernes que organizarán cinco marchas "populares y masivas" que saldrán desde cinco puntos diferentes del territorio catalán y que acabarán confluyendo todas ellas en Barcelona. Las columnas, denominadas Marchas por la Libertad, saldrán de Girona, Vic, Berga, Tàrrega y Tarragona, y tienen previsto recorrer 100 km a pie en tres días para confluir finalmente en la capital catalana.

Así pues, durante tres días se recorrerán 100 km, divididos en 5 etapas de 20km cada una, y el último día, que previsiblemente será el viernes, se llegará hacia el mediodía en Barcelona donde confluirán las diferentes marchas. Desde las dos entidades han anunciado que podrá participar todo el mundo que lo quiera, "sin limitaciones ni la obligatoriedad de completar etapas enteras". También han asegurado que "cada etapa empezará y acabará en un núcleo urbano, desde donde se ofrecerá, a precio simbólico, desayuno, comida y cena populares", así como estará la posibilidad de pernoctar "de forma gratuita", reservándolo previamente a la web www.marxesperlallibertat.cat.

Marchas por|para la libertad

Además, el mismo día de la sentencia también se convocarán concentraciones a las 20 h en varias ciudades del país.

El papel de los CDR y otras propuestas

Finalmente, los CDR todavía no han dicho tampoco cómo piensan responder a la sentencia, lo que sí que han hecho es hacer un llamamiento a estar atentos a sus redes sociales y a contactar con los CDR locales para ser "parte activa" de la respuesta. "No esperes que te digan qué tienes que hacer, participa, organízate y tomamos las calles", pidieron el pasado viernes a través de las redes.

También otras plataformas como Ens Plantem plantean acciones para conseguir una gran movilización y parar la economía. Una de las propuestas que tienen sobre la mesa, a pesar de no haber sido convocada formalmente, es la de una acampada indefinida.

En los próximos días, y sobre todo, una vez se haya publicado la sentencia, se acabarán de perfilar las diferentes convocatorias.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat