El republicano Pau Ricomà ha sido elegido nuevo alcalde de Tarragona, una elección que cierra la etapa del socialista Josep Fèlix Ballesteros al frente del consistorio desde el 2007. A pesar de empatar a concejales -siete- con ventaja en votos para el candidato socialista, un pacto a cuatro ha dado la alcaldía al candidato de ERC.

Ricomà consiguió cerrar ayer mismo un acuerdo con Carla Aguilar Cunill (En Comú Podem) para formar un pacto de gobierno en Tarragona que pondrá fin a doce años de mandato del PSC, y ha sumado también los votos de Junts per Tarragona y la CUP, con los que ha podido llegar a la mayoría absoluta que le garantiza la alcaldía.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat