La Audiencia de Barcelona ha ordenado al juzgado de instrucción 7 de Barcelona, que investiga la represión del 1 de octubre, que reabre la instrucción sobre las cargas policiales en el Instituto Jaume Balmes, en las escuelas Víctor Català y Marenostrum y en el Departament d'Ensenyament. De esta manera, se volverán a investigar cuatro causas que habían sido archivadas.

El nuevo concejal de Transparencia y Derechos Civiles, Marc Serra, ha explicado que después de varios recursos del ayuntamiento de Barcelona, que ejerce de acusación popular, la Audiencia de Barcelona obliga al juez a volver a estudiar los casos. Las cargas en estos 4 centros de votación, según Serra, dejaron a 39 personas heridas.

En el escrito, lo Audiencia provincial avala la tesis del ayuntamiento de Barcelona y reconoce que "la violencia policial se tiene que investigar en conjunto y no se puede archivar ninguna escuela hasta haber analizado la responsabilidad de los responsables del operativo". Serra confía en que los cuatro casos se reabran inminentemente.

El principal argumento que menciona el organismo judicial es que la investigación de las cargas por el referéndum "no puede ser parcial, limitada a cada centro, sino global". Para los letrados, para saber si hay delito o no es indiscutible "el análisis de las órdenes dadas por los responsables de la operación policial".

Por otra parte, el Juez ha acordado incorporar a la causa de Barcelona al testimonio de la declaración del Jefe de Policía Nacional, Sebastian Trapote, que hizo al Tribunal Supremo en el juicio al procés. Esta prueba puede ser determinante para identificar a quien ordenó cargar de forma indiscriminada contra la ciudadanía, como ha recogido Serra.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat