Se confirman los peores augurios para el Govern de Quim Torra: el Gobierno mantendrá el artículo 155 en Catalunya y no publicará el nombramiento de los consellers que se encuentran en prisión preventiva o en el exilio, según ha confirmado el mismo PP.

Todo se decidió ayer, después del anuncio del nuevo ejecutivo catalán por parte del president Torra. El presidente del Gobierno tuvo una conversación ayer con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el de Ciudadanos, Albert Rivera, en la que tomaron la decisión de anular la decisió.

La decisión supone no autorizar la publicación oficial de los nombramientos. Dicho de otra manera: los consellers en el exilio o en la cárcel no podrán incorporarse de manera efectiva al ejecutivo. Están afectados por la decisión del gobierno español cuatro de los trece consellers: los titulares de Presidència, Territori i Sostenibilitat, Cultura y Salut; Jordi Turull, Josep Rull, Lluís Puig y Toni Comín.

¿Por qué se puede mantener el 155?

Con la negativa del Gobierno a publicar el nombramiento de los consellers, se alarga la vigencia de la intervención autonómica. Los de Rajoy pueden apostar por esta vía justificándose en la publicación en el Boletín Oficial del Estado posterior en el Consejo de Ministros del 155, con fecha de 27 de octubre, en que se señalaba que las medidas del 155 se alargarían hasta la toma de posesión del nuevo Govern de la Generalitat.

De esta manera, hoy por hoy es Rajoy quien controla el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC) y, hasta que los nombramientos no aparezcan, el nuevo Govern no estará en funcionamiento. De esta manera, el presidente del gobierno español se ha atribuido la capacidad de vetarlos.

El giro del PSOE

El elemento clave para entender esta medida es el frente común de los constitucionalistas y especialmente el apoyo del PSOE, que ya había ofrecido ser la muleta de Rajoy para vetar el nombramiento del nuevo Govern.

Los socialistas han apostado en las últimas jornadas por una vía más dura con Catalunya, próxima a las medidas por las que apuestan PP y Cs. Así se ha podido ver con las propuestas que han venido desde la cúpula del PSOE esta misma semana. Han propuesto una reforma del Código Penal para adaptar el delito de rebelión al independentismo y la obligación de acatar la Constitución.

Un "pulso con el Estado"

El secretario general del PP catalán, Santi Rodríguez, ha confirmado que el gobierno español no levantará el 155 después de que el nuevo Gobierno, encabezado por el presidente Quim Torra, cuente con consellers en prisión preventiva o bien en el exilio en declaraciones en Rac1.

"El 155 continuará vigente en la medida en que no se pueda nombrar un Govern que tenga por único objetivo gobernar la Generalitat de Catalunya y no gobernar para el conjunto de los catalanes", ha sentenciado Rodríguez, que ha culpado a los independentistas de haber provocado la prolongación del 155: "Cuando se nombran consellers que están en la prisión provisional o huidos de la justicia, la auténtica voluntad no es la de formar un Govern sino mantener un pulso con el Estado".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat