Mariano Rajoy ha tirado nuevamente del artículo 155 para eliminar uno de los pilares de la Hacienda catalana, en concreto, la Agència Tributària de Catalunya, que permitía recaudar impuestos y constituía un pilar de las "estructuras de Estado", así como también, ordenar la eliminación del Diplocat —un organismo orientado a la promoción internacional del Govern que ya se había acordado suprimir el pasado 27 de octubre con la entrada en vigor de la intervención de la Generalitat—. Lo ha anunciado el portavoz del ejecutivo Íñigo Méndez de Vigo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

"La utilización de cotizaciones sociales y acceso al contenido de las declaraciones no está en ninguna otra comunidad autónoma", ha justificado De Vigo sobre la decisión tomada, cuando los periodistas le han expuesto la posición del Govern destituido, quien alegaba que la competencia le correspondía. Por ello, el Ejecutivo ha dejado sin efecto los acuerdos de abril y julio en el Parlament, que sustentaban el entramado legal para centralizar la recaudación impositiva en manos de la Generalitat y construir el Estado propio.

Cuanto al Diplocat, es decir, el Patronat Catalunya Món – Consell de la Diplomàcia de Catalunya, la decisión del Consejo de Ministros supone un cumplimiento de lo que se anunció con el decreto del 155, donde se instaba a su eliminación. Precisamente, una de las críticas que Ciudadanos había hecho a Rajoy era que se hubiera dejado manga ancha al organismo para actuar en la internacionalización del proceso soberanista, como le increpó Juan Carlos Girauta al ministro de Exteriores Alfonso Dastis durante una sesión de Control en el Congreso.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat