El presidente Carles Puigdemont ha asegurado en una entrevista exclusiva con la ACN que está dispuesto a encabezar la lista unitaria cívica que se ha propuesto este viernes al Ateneu Barcelonès. Puigdemont ha dicho que todo el mundo tiene "el deber moral" de contribuir. "Yo lo tengo, me identifico con una idea de estas características, que no va a buscar la legítima aspiración de cada partido sino a proteger el bien superior en estas elecciones, que es la democracia", ha asegurado Puigdemont.

"Me gustaría que fuera el resultado de la agregación de mucha gente, también de los partidos políticos, sería una buena noticia", ha indicado Puigdemont, que ha dicho que "hacen falta medidas excepcionales". "Sería una buena noticia y yo avanzo mi disposición a contribuir a que sea posible", ha dicho.

"A mí me gusta como presidente, como ciudadano, e incluso como activista, demócrata y soberanista que entiende que estamos en un momento tan excepcional que hacen falta medidas excepcionales", ha asegurado Puigdemont al ser preguntado por la lista cívica. "Estoy convencido de que gusta a muchísima gente", ha añadido.

Puigdemont ha confirmado que se pondrá en contacto con los impulsores de la iniciativa para "conocer más detalles" y mostrar su disposición a formar parte.

Para Puigdemont, "teniendo en cuenta todo lo que ha pasado, con una parte del gobierno en prisión, una parte fuera" y que hay "muchísima gente" pidiendo un "frente de unidad", hay que trabajar para esta lista única y ciudadana.

Campaña desde el exilio

Preguntado sobre si haría campaña desde el exilio belga, Puigdemont ha remarcado que le gustaría poder hacer "campaña desde la libertad" y que los consellers que están en la prisión también lo pudieran hacer, ya que sin eso las elecciones no tendrán "la normalidad mínima exigible en un proceso democrático".

"Exijo que puedan recuperar la normalidad", ha dicho Puigdemont. "No sólo para hacer campaña electoral, sino porque defender la democracia exige disponer de un régimen de libertades básicas", ha remarcado el presidente. "¿Qué democracia es esta donde sólo puedes expresar aquello que esté de acuerdo con lo que piensa el gobierno? No, no, la democracia es poder discrepar, y abiertamente, si hace falta", ha indicado.

Para Puigdemont, además, hay "muchas formas de legitimación de la discrepancia" que "no pasan necesariamente por los partidos políticos". "Todo eso tiene que ser posible, y es incompatible con tener presos políticos", ha avisado. Con todo, ha admitido que "en cualquier caso, se puede hacer y se tiene que hacer campaña desde la posición" actual.

"Espero que no haya coacción por parte del Estado, que no haya violencia, ni la presencia desproporcionada de policías ni guardias civiles en nuestras calles, que haya respeto hacia todas las opciones sobre todo aquella que desde hace 40 años gana todas las batallas democráticas que se han celebrado en Catalunya", ha dicho.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat