El presidente en el exilio, Carles Puigdemont, ha denunciado en su cuenta de Twitter que el día 18 de julio de 1936, hoy hace 83 años, "se subvirtió el orden constitucional y la ley" con el golpe de estado franquista. "Ni se ha restablecido nunca ni se ha resarcido a las víctimas", ha criticado.

"El 18 de julio de 1936 sí que fue una rebelión". Así ha empezado el tuit, marcando la diferencia entre la rebelión que supuso aquel golpe de estado de 1936 y los cargos de rebelión que se imputan a su gobierno por haber convocado el referéndum del 1-O. A quién también se acusa de malversación y desobediencia grave.

También ha recordado que España es el segundo país del mundo con más fosas comunes en la actualidad.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat