"Con un estado opresor no se transacciona, se lo derrota". Así de contundente se ha expresado el president en el exilio, Carles Puigdemont, en una breve intervención durante la presentación de la obra Presos polítics a l'Espanya contemporània en Bruselas (Bélgica).

"Un Estado opresor por principio no tiene nunca clemencia. Sólo hay una manera de superar esta situación, que es derrotarlo. Sólo hay esta. No se puede transaccionar con un Estado opresor, se lo derrota", ha reivindicado un Puigdemont que ha reconocido que este camino "es difícil, largo e incierto". "Pero es posible, por eso estamos en el exilio. Mientras tengamos uso de la palabra la alzaremos para decirle a este Estado español opresor que por aquí no iremos y que no pararemos", ha aclarado.

Carles Puigdemont Brussel·les - ACN

Imagen de Carles Puigdemont durante su intervención en la presentación de la obra Presos polítics a l'Espanya contemporània | ACN

En un momento de máxima crítica hacia su liderazgo, a causa de la pugna entre Junts y el PDeCAT, Puigdemont ha advertido "que se lo tomen con calma porque seguiremos, y va para largo". "Más o menos comprendidos, más o menos insultados y más o menos vilipendiados, seguiremos", ha afirmado.

Puigdemont también ha querido recordar que sus consellers no son los primeros ni los únicos presos políticos que ha habido en España. "En España en todos los regímenes ha habido presos políticos", ha comentado añadiendo que la diferencia entre el Estado y el resto de Europa es "la noción y el concepto de libertad".

En este sentido, Puigdemont ha rechazado que presos y exiliados sean víctimas, sino que ha considerado que son los "instrumentos" que los Estados opresores tienen para "imponer un régimen de miedo y silencio" a la gente.

Reafirmación ante ERC

Así pues, Puigdemont ha reafirmado su posición política respecto del conflicto con el Estado dos semanas después de que ya apostara por la "confrontación inteligente" durante una conferencia en la Universitat Catalana d'Estiu.

Y esta reafirmación ha llegado pocos días después de que ERC, mediante su portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián, haya presionado a JxCat a reprender la mesa de diálogo, a pesar de no haber pactado ningún orden del día en la reunión con el presidente español, Pedro Sánchez. Además, el president también recibió la réplica de Oriol Junqueras y Pere Aragonès, quienes rechazaron que fuera el momento de enfrentarse con el Estado. "Es ir a perder", advirtió el presidente de ERC.

Valtònyc, Puig y Serret

En el acto también han participado la delegada del Govern ante la UE, Meritxell Serret, el exconseller de Cultura Lluís Puig y el rapero mallorquín Josep Miquel Arenas, alias Valtònyc. Serret y Puig han denunciado la represión que sigue ejerciendo el Estado contra el independentismo, mientras que Valtònyc ha comentado que lo condenaron "por hacer spoiler de una cosa que ha acabado pasando", en referencia a la huida de Juan Carlos I.

"El actual reto en España no es el republicanismo o el independentismo, sino la falta de libertad y la represión", ha apuntado Serret. Puig, por su parte, ha advertido que cuanta más represión haya, más cultura se hará, en referencia a la obra de los presos o las canciones del rapero mallorquín.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat