El PSOE y el PDeCAT han pactado una moción que supone la aceptación por parte del gobierno de Pedro Sánchez que sean los catalanes los que decidan su futuro. La moción insta al ejecutivo socialista a abrir un proceso de diálogo político con la Generalitat "sin imposiciones ni impedimentos", con el objetivo de acordar el mecanismo "que permita a la sociedad catalana determinar su futuro en el marco del ordenamiento jurídico vigente".

El PSOE pretendía inicialmente dejar bien claro que se trataba del ordenamiento español, referencia que finalmente ha sido eliminada, han explicado fuentes del PDeCAT. De esta manera no se fijan límites y se puede recorrer al ordenamiento jurídico internacional, que sí que reconoce el derecho a la autodeterminación. La pelota, afirma la vicepresidenta del PDeCAT y diputada al Congrés, Míriam Nogueras, se encuentra ahora en el tejado del PSOE, "que tendrá que encontrar la fórmula para que los ciudadanos catalanes puedan determinar su futuro".

mocio

La moción definitiva, que será debatida hoy en el pleno de la Cámara Baja aunque no se votará hasta mañana, reclama al Ejecutivo un debate en el que todos puedan defender sus "ideas, aspiraciones y proyectos libremente, sin imposiciones ni impedimentos".

"Este proceso tiene que aspirar a acordar los cursos legales y democráticos que permitan a la sociedad catalana determinar su futuro", añade.

 

La moción es consecuencia de una interpelación del portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, a la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, en la que la formación pedía explicaciones al Gobierno sobre cómo pensaban sustentar las conversaciones anunciadas con el gobierno de Quim Torra. Entonces, la ministra emplazó al PDeCAT a asumir riesgos para poder llegar a acuerdos y poder establecer un diálogo sincero. Campuzano ha manifestado que la moción que se debatirá hoy significa que el "PSOE acepta que sean los catalanes quienes determinen su futuro".

Debate de la moción

La moción ha sido defendida este mediodía en el pleno del Congreso. El portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, ha afirmado que la moción "envía un mensaje a las sociedades catalanes y española que es posible encaminar por las vías del diálogo las demandas democráticas" para evitar un conflicto que "no desea" la mayoría de catalanes y españoles.

Carles Campuzano Congrés EFE

El diputado del PDeCAT, carles Campuzano. Foto: Efe

Según Campuzano, la Diada ha demostrado que la vía "represiva" no ha sido capaz de "acallar" la sociedad catalana, y la moción apuesta por el diálogo "como solución política". "La moción supondrá el primer mandato política de la cámara desde 2012 que insta a dialogar para afrontar la situación en Cataluña" y "defiende la legitimidad de todas las ideas", dijo Campuzano, que ha recordado que defiende que "se han acordar las vías legales "para hacerlo posible.

Todo menos independencia

Por su parte, el diputado del PSC José Zaragoza ha insistido en que este diálogo debe hacerse dentro del marco del Estatuto y la Constitución porque "no puede haber diálogo sin respetar la legalidad". "Siete años de conflicto no se superan en tres meses, pero la apertura de vías de diálogo nos permite avanzar", afirmó antes de recordar que "podemos hablar de todo menos de la independencia".

Esta referencia no ha sido del agrado del portavoz de ERC, Joan Tardà, que ha recordado que "sólo hay una solución" al conflicto catalán: "la del diálogo sin limitaciones" para un "referéndum que no excluya a nadie".

"Cuanto más negociación, más posibilidades de llegar a un acuerdo", afirmó Tardà, que ha pedido dialogar "desde cero" y ha recordado que "no habríamos llegado hasta donde hemos llegado" si en 2014 el Congreso hubiera abierto la puerta a la iniciativa del Parlamento que Rovira, Turull y Herrera defendieron en el Congreso. ERc no ah avanzado que votarà.

El diputado de En Común Podem Joan Mena ha avanzado el apoyo de su grupo a la iniciativa y adelantó que "no habrá normalidad" mientras haya presos, pero tampoco sin un compromiso conjunto "con el diálogo y una agenda de distensión" . "Después de todo lo que ha pasado que no quiera dialogar y llegar a acuerdos quedará en la irrelevancia política", ha advertido.

Rechazo de Cs y PP

El texto ha topado con una oposición frontal de Cs y del PP. El portavoz adjunto de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, afirmó que en Cataluña hay personas "excluidas" y "insultadas" por el independentismo. "El diálogo es formidable, pero no hay auténtico diálogo cuando una de las dos partes plantea unas premisas intocables que son que no haya políticos presos y que se celebre un referéndum", ha afirmado.

En la misma línea se ha manifestado el diputado del PP Jordi Roca, que ha afirmado "no se puede dialogar con la gente que miente y hace uso de la violencia" ni con los que "atentan contra la Constitución".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat