Sin concesiones. Una cosa es la mesa de negociación entre gobiernos y otra los dardos que continuamente se van lanzando los partidos que forman parte de ella. El PSC ha cargado este lunes con contundencia contra las dos formaciones que comandan el Govern de la Generalitat, Junts per Catalunya y Esquerra Republicana. La encargada de disparar ha sido la número dos del partido, Eva Granados.

El ataque más directo ha ido dirigido a Carles Puigdemont, por su discurso durante el acto de este fin de semana en Perpinyà. La líder socialista le ha acusado de "dar un mitin para hiperventilar a sus seguidores" y ha lamentado que "querer que el diálogo fracase es una irresponsabilidad propia de aquel que fracturó Catalunya". Desde el punto de vista del PSC, la cita de la Catalunya Nord ha servido para "hacer evidente la fractura al movimiento independentista", entre la estrategia de JxCat y ERC.

"Sólo el PSC es el antídoto ante de Puigdemont y los independentistas hiperventilados", ha señalado Granados, que ha presentado a los socialistas catalanes como la única alternativa, también, delante de ERC, "que sigue haciendo de muleta de Puigdemont y que no hace autocrítica". La portavoz socialista ha vuelto a reivindicar la apuesta por el diálogo "que lidera Pedro Sánchez" y ha exigido "al president Torra que saque adelante el diálogo por el reencuentro también entre catalanes".

Las palabras de Puigdemont desde Perpinyà han incomodado en la Moncloa, pero también a los comunes y Esquerra Republicana. Los de Junqueras lamentan que sus todavía socios quieran hacer descarrilar la vía del independentismo pragmático que ellos encabezan.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat