Vuelve el curso escolar, pero también el político. Pasada la Diada, en el horizonte se divisa un septiembre hiperactivo. En dos semanas, el Debate de Política General en el Parlament, que coincidirá con el juicio por desobediencia contra el president Quim Torra. Días después llegará la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes independentistas del procés, con todo lo que ello supondrá. El PSC arranca temporada apretando el Govern: enfría la oferta de pactar los presupuestos y redobla la presión de la exigencia de elecciones.

Los socialistas catalanes han reunido a su grupo parlamentario este jueves para definir las líneas maestras de su plan de acción. El principal, poner de manifiesto que el ejecutivo de JxCat y ERC está fracasado y agotado y tomar el relevo. Es decir, forzar elecciones para conseguir volver a gobernar Catalunya presentándose como la alternativa moderada entre el independentismo y la derecha Cs-PP.

"No tenemos esperanza en que el president Torra cambie sus prioridades, no esperamos un cambio de rumbo", ha expuesto la portavoz socialista Eva Granados, que ha sido la encargada de poner agua al vino a la oferta que antes de vacaciones hizo Miquel Iceta a Torra para negociar presupuestos. "Torra dice que los presupuestos son un instrumento para hacer efectiva la independencia", por lo tanto, "no puede contar con el PSC, si la prioridad es la independencia, lo lógico es que los presupuestos sean aprobados por los independentistas", ha dicho, recordando que con la CUP, JxCat y ERC suman mayoría.

El PSC lamenta que todavía no han recibido ningún documento concreto en relación a las cuentas. Se han reunido con el departamento de Economía en una ocasión, pero aseguran que no se les entregó "ninguna información". Al mismo tiempo, los de Iceta subrayan la urgencia de que Catalunya pueda disponer de unos nuevos presupuestos, teniendo en cuenta que hace tres años ya que no se aprueban unos, y que el país funciona con prórrogas desde 2016. 

Autodeterminación y 155

Durante su comparecencia ante los medios, la portavoz Eva Granados ha intentado explicarse en relación a la polémica que han generado unas declaraciones suyas en Catalunya Radio en las cuales afirmaba que "no tiene que ser la ciudadanía quien dirima una cuestión tanto importante como la autodeterminación". En este sentido, ha aclarado que "los políticos" están "para solucionar problemas y no para crear nuevos" y que el PSC tiene claro que hacen falta "mayorías y acuerdos amplios en el Parlament que puedan ser votados por la ciudadanía".

Sobre la manifestación de la Diada, Granados ha reconocido que fue "un éxito", como lo ha sido "una año detrás de otro" desde 2012. Ahora bien, también ha destacado que "hubo menos personas", una muestra más, para el PSC, de la "fatiga" que vive el independentismo. Refiriéndose aún al Onze de Setembre, ha invitado al Govern Torra a demostrar su voluntad de diálogo "recuperando la Diada para el conjunto de los catalanes". 

Sobre la eterna propuesta de Ciudadanos de aplicar el 155 en las instituciones catalanas, los socialistas tienen claro que "no se dan las condiciones" y que los de Rivera "sólo están intentando alimentar el conflicto, porque ellos viven en este conflicto."

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat