La propuesta que el PSC debatirá en su próximo congreso dirigida a cambiar el modelo de inmersión lingüística que se ha aplicado en Catalunya y transformarlo en un sistema plurilingüe y flexible por lo que respecta al uso del catalán y el castellano ha provocado una intensa reacción a las redes sociales. Desde ERC, JxCat y la CUP se ha criticado el planteamiento de los socialistas que, dirigentes como el diputado republicano Ruben Wagensberg atribuyeb a un intento de robar votos a Ciudadanos. En cambio, la propuesta ha recibido el apoyo de representantes políticos como el concejal de Barcelona Manel Valls.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat