Imposición, golpe de Estado, secuestro... Así define la prensa de Madrid la convocatoria del referéndum del 1-O por el president Carles Puigdemont y el Govern en pleno. El País asegura en su versión de papel que "los separatistas imponen su referéndum en el Parlament", cosa que provoca una "crisis institucional en Catalunya".

El rotativo también dedica su editorial a este tema bajo el título "Naufragio del procés". Lo acompaña de una pieza sobre la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, "la activista con el mazo en la mano", dice, y una fotografía de la líder de la oposición, Inés Arrimadas, en posición suplicante ante Forcadell.

ABC escoge la fotografía del momento en que medio hemiciclo queda vacío, ya que los grupos del oposición lo han abandonado antes de la votación. En el titular, "golpe de Estado".

El Mundo agota todos los calificativos, con la habilidad de condensarlos en titulares breves. Como novedad, el editorial abriendo la portada de papel. La frase que editan siempre debajo de la cabecera es del escritor francés Albert Camus: "La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas".

La Razón también pisa fuerte. La gracia de su portada de papel es la fotografía del presidente Puigdemont con la cabeza gacha ante el decreto de convocatoria del 1-O que acaba de firmar.

La prensa de Barcelona está más tranquila. La Vanguardia, sobria pero intensa, especifica en el titular que el referéndum es obra de la mayoría del Govern, olvidando que la CUP, que es parte de la mayoría en el Parlament, no está en el Govern. El resumen, en el título del editorial: "Crisis de Estado".

El Periódico, en su mejor estilo, resume todo en una sola palabra: Desobediencia. Toda la portada de papel se dedica a la sesión parlamentaria.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat