¿Qué ha visto el mundo este domingo? Si hacemos caso a las portadas de la prensa internacional, la primera noticia durante casi todo el día en sus webs ha sido esta: en Catalunya, el Gobierno español ha querido impedir el voto de ciudadanos pacíficos con una violencia policial sin precedentes y no ha podido. En otras palabras, en las cancillerías del mundo pueden advertir que el Estado español no puede controlar su propio territorio y hacer respetar sus leyes en Catalunya. Ni siquiera desplegando una represión como nunca se ha visto desde el estado de excepción de la primavera y el verano de 1975 en el País Vasco.

Ni uno de los grandes medios internacionales (diarios, televisiones, agencias) explica otro relato del 1-O. Ni siquiera las dos biblias de los mercados financieros, The Wall Street Journal y Financial Times. Todos recuerdan que el referéndum no es legal. Que la sociedad catalana está dividida sobre la independencia. También que el 80% de los catalanes quieren decidir en las urnas. Pero esos no son su tema principal. El tema es policía contra votantes, porras contra urnas, garrotazos contra sufragios. El titular de Associated Press, la mayor agencia de noticias del mundo, lo resume así: "La policía española dispara balas de goma cerca de los votantes en Catalunya":

Los que se han atrevido a hacer alguna valoración en portada no han sido tampoco complacientes ni legalistas. La CNN habla de "La vergüenza de Europa" y Al-Jazeera destaca esta declaración: "Los criminales son las autoridades españolas":

Libération, el diario de la izquierda francesa, es el que ha ido más allá. Este mismo domingo titula el editorial "La derrota de Rajoy". Es muy breve. Es demoledor. "No es la unidad de España que es atacada por los golpes de porra, es la democracia", dice. Habla de "brutal y desproporcionada represión" que no servirá para convencer a nadie, y añade que "Rajoy obliga a escoger entre la violencia de un nacionalismo de Estado y la desobediencia civil del independentismo catalán respetuoso de la democracia". El editorial se cierra pidiendo "a los europeos que a menudo se refieren a una Unión 'basada en una promesa de paz, progreso, prosperidad', que le recuerden urgentemente a Rajoy eso mismo".

Las fotografías que han escogido para ilustrar las portadas hablan por sí solas. Las palabras más frecuentes en los titulares son "violencia" y "heridos". La violencia de la policía española y de la Guardia Civil y los heridos entre los ciudadanos que querían votar. Se hace difícil pensar que un consenso tan grande entre los corresponsales provenga de alguna conspiración malévola urdida en despachos oscuros no se sabe dónde.

Todo este domingo, y mañana, el mundo leerá y verá como televisiones, revistas y diarios, tanto serios como populares, certifican no sólo el fracaso del relato de La Moncloa, sino también el de casi todos los medios españoles:

Foto: una joven llora durante la intervención de los antidisturbios de la policía española en el Instituto Can Vilumara de L'Hospitalet.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat