Diputados de la CUP se han reunido este viernes por la mañana con el presidente de Junts, Jordi Sànchez, y esta tarde lo han hecho con el presidente de ERC, Oriol Junqueras. La semana próxima tienen previsto un encuentro con el president Carles Puigdemont en Bélgica.

Según los cupaires, el objetivo es "mostrar la solidaridad anti-represiva y abordar el momento político actual del país, al margen de las negociaciones por|para la legislatura". Con todo, las reuniones coinciden con las negociaciones que los partidos independentistas tienen en marcha de cara a la investidura y llegan después de las críticas de los cupaires por algunos aspectos de las conversaciones.

En una conferencia política miércoles por la noche, la CUP reclamó a ERC y a Junts que estuvieran a la altura en las negociaciones, que salieran de su zona de confort y que actuaran con "osadía". Además, pusieron encima de la mesa una hoja de ruta "de consensos de país". La número uno de la candidatura, Dolors Sabater, admitió que sufrían por las negociaciones y alertaba de las "tentaciones" de ERC y de Junts de "volver a caer" en las dinámicas de "bloqueo" de la legislatura pasada. En este acto, los cupaires también criticaron que ERC ha dado una respuesta "demasiado abstracta" a su documento de propuestas; mientras que Junts no los había respondido después de dos semanas.

Por ahora, las conversaciones entre las formaciones independentistas avanzan muy lentamente y todo apunta a que se podría ir en el límite de los plazos. A estas alturas, las diferencias se centran en si el Consell per la República tiene que tener un papel en la futura legislatura: Junts quiere que este órgano que encabeza el president Carles Puigdemont, y que está pendiente de elecciones, gane en poder de decisión en la estrategia independentista y ERC lo rechaza.

Fuentes de Junts han asegurado a Europa Press que ERC quiere "desacreditar" el Consell per la República porque son conscientes de lo que para ellos representa y porque está encabezado por Puigdemont. "Nos hemos enrocado. El resto va avanzando. Pero las negociaciones no están rotas", sostienen estas fuentes.

Por su parte, fuentes republicanas consultadas por Europa Press afirman que es Junts quien quiere poner sobre la mesa de negociación el papel del Consell per la República y les reprochan que pretendan "traspasar ciertos poderes de la Generalitat al Consell como si en este órgano estuviera la verdadera Generalitat".

En el programa electoral de Junts a las elecciones catalanas, la formación de Puigdemont apostaba por distinguir bien el papel de las instituciones autonómicas y el del Consell per la República, institución que creen que tiene que "liderar políticamente el movimiento independentista y asumir la preparación de estructuras para el nuevo estado en un contexto seguro" como es Bélgica.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat