El líder del PP, Pablo Casado, ha intentado desvincular este martes la actual dirección del PP de la antigua cúpula del partido, señalada por la Fiscalía en el caso 'Kitchen' por haber utilizado las instituciones del Estado para espiar a su extesorero, Luís Bárcenas, y tapar la supuesta financiación irregular del partido. En una entrevista en El Mundo, Casado ha destacado que en aquel momento ello "era diputado por Ávila y no tenía ninguna responsabilidad en el partido" y que ninguno de los protagonistas de aquella supuesta trama está en la política activa. También ha reprochado al PSOE que haga "acusaciones graves" contra su formación después de los caso de los ERE en Andalucía, y ha recordado que la Fiscal General del Estado es la exministra socialista Dolores Delgado.

"Ninguna de las personas a las que afecta esta formación está en la vida política activa y esta dirección será firme para cumplir la ejemplaridad y honorabilidad", ha sentenciado antes de declinar hacer ninguna valoración sobre el escrito de la Fiscalía. "Yo lo que tengo que hacer ahora es no valorar un escrito de acusación de la Fiscalía liderada por una exministra de Sánchez relacionada con un caso oscuro de extorsión" vinculado a Villarejo, ha afirmado.

"Respetar la presunción de inocencia"

Horas antes, la vicesecretaria de Política Social del PP, Ana Pastor, ha pedido este martes prudencia y que se respete la "presunción de inocencia" tras conocer el informe de la Fiscalía Anticorrupción en el que se pide la imputación del entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, por tener un "conocimiento en detalle" de la 'operación Kitchen' para sustraer documentación comprometida del extesorero del PP Luis Bárcenas.

En una entrevista en 'La hora de la 1', Pastor ha insistido en que su formación confía en la "independencia del poder judicial" y ha descartado referirse a lo que "pueda verse en los titulares". La dirigente 'popular', que ha pedido dejar trabajar a la Justicia, ha asegurado que si se refiriese a éste caso también tendría que hacerlo sobre las imputaciones de Podemos, el "partido que forma parte del Gobierno", o sobre casos que también afectaron al PSOE y que fueron sobreseídos.

Hacerlo, según Pastor, podría tener un "daño irreparable" sobre las personas implicadas, como así ha ocurrido en anteriores ocasiones. "Tenemos que ser todos muy prudentes en lo que decimos. Pero no cuando sale el informe de un fiscal, sino sobre todo lo que hace el poder judicial", ha afirmado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat