Después de ser condenado por corrupción el PP se ha decidido ha regular su financiación con la aprobación de un nuevo código ético donde establece las "pautas específicas de conductas sobre sus ingresos". El partido endurece y amplía las exigencias a sus cargos y militantes, no sólo en el caso de las donaciones sino también en el caso de los regalos.

El nuevo Código Ético y de Conducta, aprobado el martes el Comité Ejecutivo del PP y que ya está colgado en la web, establece coma norma máxima la obligación ética de no cometer delitos castigados en el Código Penal. "El PP rechaza cualquier forma de financiación no permitida por la Ley de Financiación de Partidos", afirma el documento.

Después de que la Audiencia Nacional certificara la existencia de una caja B al partido, la formación que ahora preside Pablo Casado ha puesto especial interés en regular las donaciones, vista la cantidad de causas judiciales pendientes por este motivo en los tribunales. "Las donaciones que se reciban tendrán que ser conformes a la legislación aplicable, 'se tienen que comprobar que cumplan los requisito formales y los datos legalmente exigibles". Se bloqueará cualquier donación sospechosa.

Punto y aparte merecen los regalos. Se prohíbe "aceptar o solicitar" regalos de cualquier tipo que "por su importe o causa, no corresponda a los usos y costumbres sociales, o que puedan comprometer (o parezca que lo hacen) a quien los da o a quien los recibe".

El Código incorpora una larga lista de regalos que no se pueden recibir: desde dinero en metálico, comidas o cenas de elevado valor económico o viajes y estancias en hoteles de lujo".

 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat