Las portadas de este viernes son prueba de que la pandemia ha dejado de ser de hace algunos días la protagonista de los títulos principales. Cuando lo es, el tema no es tanto la muerte y la devastación económica como las vacunas y las soluciones a la crisis. El País y ABC ni siquiera llevan una referencia informativa a la covid-19 en su primera página de hoy. Es buena señal. Que dure.

Mala señal, sin embargo, la ausencia en las portadas (salvo Ara y El Punt Avui) de la absolución en primera instancia de los cinco síndicos electorales del 1-O. El juez es muy contundente: la fiscalía no ha podido probar nada de nada de sus acusaciones. Eran una fabricación basada en lo que a los fiscales les gustaba, pero sin ningún apoyo en la realidad, en los hechos. El famoso argumento "¡es que es muy gordo lo que hicieron!", que hacen circular deshonestamente no pocos nombres buenos de la política, de las leyes y, claro, del kommentariat tertulianesco. Sorprende poco que los diarios de Madrid no mencionen la absolución en portada. Es más desconcertante, sin embargo, que La Vanguardia y El Periódico no digan ni mu en la suya. El diario de los Godó tenía en este asunto uno de los gestos de distensión política y judicial que ha reclamado en tantos editoriales, al considerarlos ineludibles para iniciar una resolución correcta del conflicto catalán. Pero ha preferido decirnos que el gobierno español amparará las autonomías que prohíban ahumar en las terrazas de los bares. Pues mira qué bien.

Quimeras de mono y humano

El otro asunto que ninguno de los diarios catalanes tiene en portada es el de los embriones de mono parcialmente humanos (un 7% de sus células) desarrollados por Juan Carlos Izpisua, que busca un modelo de creación de órganos humanos en animales de granja para trasplantes. Los diarios catalanes tienen que conocer bien a Izpisua, que fue el director fundador del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona, uno de los laboratorios de prestigio de la capital. El País lleva una información fenomenal sobre el caso, especialmente sobre el conflicto ético abierto por la investigación, que ya es uno de los debates científicos del año. El diario recoge, por ejemplo, la reacción del jurista Federico de Montalvo, presidente del Comité de Bioética de España, que se pregunta si los experimentos se han hecho en China "porque científicamente están más avanzados o porque éticamente están más relajados?". El hombre no está inquieto por los propósitos del grupo de Izpisua sino por que alguien con objetivos menos piadosos use esos avances para finalidades dudosas, como crear individuos intermedios que sirvan como fuerza de trabajo, soldados, etcétera. Parece un debate de ciencia-ficción. Pero ya está aquí.

Otro debate que viene, inexorable, lo anuncia ABC por debajo de la portada: la renovación del Tribunal Constitucional. El diario dice que está "tocado por el procés". Vaya. Mira por dónde. En fin, en julio vence el mandato de tres magistrados y no parece fácil que PP y PSOE pacten su relevo, cómo tampoco lo es la renovación del Consejo del Poder Judicial y del Tribunal Supremo. Típico de las Democracias Plenas™ ¿verdad?

LV

EPC

EPA

AHORA

EP

ME

ABC

LR

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat