Plataforma per la Llengua emprenderá acciones legales contra la inmobiliaria Barcelona Selecta por discriminar y vulnerar los derechos de los consumidores, después de la denuncia que la periodista y activista Montse Castellà hizo en El Nacional mediante un artículo, en el que aseguraba haber visto vulnerada su identidad lingüística al ponerse en contacto con la inmobiliaria.

Todo empezó el pasado lunes, cuando Castellà escribió un artículo de opinión en este periódico en el que asegura que se habían vulnerado sus derechos lingüísticos en una llamada en la que contactó con la inmobiliaria. "¿Por qué no me hablas en español si se puede saber? ¿No tengo porque entender el catalán" o bien: "¿Por qué vienes aquí a tocarme los cojones y hablarme en catalán con la de inmobiliarias que hay en Barcelona?", fueron algunas de las contestaciones que recibió Castellà en su conversación un hombre de acento italiano que trabajaba en la inmobiliaria, entre otras afirmaciones.

Ayer Barcelona Selecta publicó un comunicado como respuesta, en el que, según Plataforma per la Llengua, se identifican varias infracciones: se remarca que no tienen siempre capacidad para entender a los clientes si se dirigen en catalán y consideran que es el cliente el que "por educación" tiene que cambiar de idioma, la Plataforma reconoce en este hecho una actitud discriminatoria.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat