El presidente en el exilio, Carles Puigdemont, y el vicepresidente y conseller de Economia, Pere Aragonès, han salido a defender al presidente del Parlament, Roger Torrent, después de que El País y el diario británico The Guardian hayan publicado que el móvil de Torrent habría sido espiado por un programa.

Puigdemont ha enviado un tuit denunciando que "hace tiempo que el Estado español no respeta el estado de derecho". Además, ha añadido que el Estado no investiga casos de espionaje como este ni cuando tiene "evidencias tan irrefutables".

El presidente en el exilio ha pedido "dirimir responsabilidades" y ha calificado el caso de "escándalo que no puede quedar impune".

En la misma línea se ha expresado el vicepresidente Pere Aragonès, que ha asegurado que "la persecución contra las ideas y el independentismo no tiene ética ni freno" y ha recordado que el programa con el que se espió a Torrent "solo lo pueden comprar los estados".

Igual que ha hecho Puigdemont, el conseller de Economia ha pedido una "investigación" y depurar responsabilidades.

El conseller de Polítiques Digitals, Jordi Puigneró, ha aprovechado el hackeo al presidente del Parlament para recordar la importancia de la Agencia de Ciberseguridad de Catalunya que se puso en marcha el pasado 1 de enero.

La diputada de Junts per Catalunya en el Congreso de los Diputados, Laura Borràs, ha apuntado que "la represión no tiene freno" y ha añadido que "harán lo que haga falta para acabar con el independentismo". Borràs ha sentenciado que siente vergüenza de un Estado que "vulnera el estado de derecho continuamente".

El conseller Jordi Turull, encarcelado en Lledoners, ha criticado el "nivel de calidad democrática del Estado" y se ha preguntado qué se hará para "averiguar y perseguir penalmente eso".

Por su parte, el conseller de Exteriors, Bernat Solé, ha hecho alusión a las cloacas del Estado y se ha preguntado "hasta dónde llegarán".

El vicepresidente Oriol Junqueras, también encarcelado en Lledoners, ha querido dejar claro que "en un país democrático y de derecho no se espía a los rivales políticos". De la misma manera, ha sentenciado que "no conseguirán pararnos".

Pegasus

El programa de espionaje Pegasus, desarrollado por la compañía israelí NSO, solo lo pueden comprar los gobiernos y las fuerzas y cuerpos de seguridad y es el programa que se habría utilizado para espiar el móvil de Roger Torrent.

Pegasus permite controlar y tener acceso a casi todo el terminal que se ha hackeado. Este programa permite al agresor oír conversaciones, leer mensajes, acceder al disco duro, hacer capturas de pantalla, revisar el historial de navegación y activar la cámara y el micrófono del móvil.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat