El PDeCAT ha pedido la comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, como máxima responsable de los servicios secretos, para informar sobre los contactos que el CNI tuvo con el imán de Ripoll y cerebro de los atentados de Barcelona y Cambrils.

El coordinador de diputados y senadores en el Congreso, Jordi Xuclà, ha justificado esta decisión porque "necesitamos información para valorar si nos encontramos ante un caso que en cualquier país supondría la dimisión de los responsables políticos". En concreto, los demócratas preguntan si se destinaron fondos públicos para financiar Abdelbaki Es Satty

El portavoz parlamentario del PDeCAT, Carles Campuzano, también ha urgido a Santamaría a través de Twitter a aclarar si el imán fue confidente del CNI, como hoy ya ha avanzado el propio centro de inteligencia. "Es urgente que Soraya Sáenz de Santamaría aclare si Abdelbaki Es Satty, el mentor de los terroristas de Barcelona y Cambrils, ha sido confidente del CNI", ha escrito.

A su juicio, en caso de confirmarse este extremo, sería "un escándalo enorme" que, según ha aseverado, "exige responsabilidades políticas".

Los contactos

El CNI contactó "siguiendo los protocolos" con Abdelbaki Es Satty, imán de Ripoll, cuando este cumplía en el 2014 una condena en la prisión de Castelló por tráfico de drogas. Su nombre también aparecía en sumarios judiciales por su presunta relación con terroristas yihadistas.

Es Satty falleció en la explosión de la casa de Alcanar en la noche del miércoles, 16 de agosto, horas antes de que los yihadistas atentaran en La Rambla y en el paseo marítimo de Cambrils, este viernes hace tres meses.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat