El PDeCAT ha denunciado la decisión del partido de los liberales europeos (ALDE) y ha acusado a Ciudadanos de crear una campaña de acoso al partido por el compromiso de la formación catalana con el derecho a la autodeterminación y la independencia de Catalunya, según ha comunicado el mismo partido.

El PDeCAT también ha denunciado que la formación liderada por Albert Rivera ha "traicionado" los principios del partido por haber abusado de ser el principal partido del ALDE, tanto en número de cargos electos dentro del partido como en aportación económica a la formación. De hecho fuentes del PDeCAT aseguran que Ciudadanos ha presionado miembros de otras formaciones pertenecientes a ALDE a fin de que votasen a favor de la expulsión del partido catalán.

Las críticas del partido demócrata en relación con su expulsión de ALDE no se acaban aquí, ya que dicen que ha sido un proceso "lleno de irregularidades" y carece de garantías" que ha dejado el PDeCAT completamente indefenso, como por ejemplo el mismo consejo extraordinario donde se ha producido la expulsión, ya que se ha celebrado dos semanas antes del consejo ordinario, que tendrá lugar en Madrid, para que algunos de los partidos que forman parte de ALDE no pudieran asistir a la reunión según fuentes del partido consultadas por El Nacional.

La formación liderada por David Bonvehí también considera que la dirección de ALDE, instigada por Ciutadans, ha comprado un relato sobre corrupción como excusa porque no se podía permitir que se visualizara que acepta que se castigue el PDECAT por su postura política, perfectamente compatible con los principios liberales, que en ningún caso niegan el derecho a la autodeterminación y han acusado los otros partidos de seguir "el dictado de Ciutadans".

En el mismo comunicado, el PDECAT ha recordado que es un partido nuevo y, por lo tanto, no es responsable más que de sus hechos y lo cual, por lo tanto, no lo es de los hechos que se produjeran en otras formaciones políticas, "por muy próximas que" hayan "sido". El partido también considera que ALDE "se ha traicionado y se ha vendido" y que ya no es la formación a que se unió en el pasado.

A pesar de la expulsión del PDeCAT del partido, su eurodiputado, Ramon Tremosa, seguirá formando parte del grupo parlamentario hasta el final de la legislatura, donde lidera el área de economía. Una vez acabada la legislatura, el mismo PDeCAT decidirá si sigue o no dentro de este grupo u opta por otras opciones.

Caso Xuclà

Ciudadanos ha basado su base argumentativa en los casos de corrupción de CDC y en la acusación contra Jordi Xuclà, diputado en el Congreso, por un delito de tráfico de información confidencial. De hecho, Ciudadanos ha destacado que el PDeCAT no ha condenado más duramente estas acciones de Xuclà, que lo llevaron a ser inhabilitado por un periodo de dos años.

A mano alzada

La expulsión del PDeCAT como miembro de ALDE se ha producido en una votación a mano alzada en el mismo consejo extraordinario de la formación europea, hecho contrario a la voluntad del PDeCAT que quería que la votación fuera secreta para mantener la libertad del voto de todos los asistentes. De hecho, fuentes del PDeCAT han asegurado que varios partidos han votado a favor de la expulsión por miedo a quedarse solamente ante Ciutadans, partido más poderoso de ALDE.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat