Casi una semana después de que Ana Pastor fuera escogida como presidenta de la Mesa del Congreso, entre otras cosas gracias al voto anónimo de 10 diputados nacionalistas, y que eso generara polémica dentro del Partit Demòcrata Català (PDC), hoy siguen insistiendo en que "es impensable" que el PDC pacte con el PP y que no le darán nunca apoyo.

El diputado de la antigua Convergencia en el Congreso, Francesc Homs, ha vuelto a eludir en RAC1 la pregunta sobre quien votaron repitiendo que "el voto es secreto" y que, por lo tanto, "no diré qué votamos", pero ha querido dejar claro que "nuestros votos no cambian nada" y que lo que "sí que tiene consecuencias políticas es la votación a la presidencia [del gobierno español]".

A sus declaraciones se ha sumado la portavoz del Gobierno, Neus Munté, que –casi paralelamente a la conversación de Homs– ha asegurado a Catalunya Ràdio que "no daremos apoyo al PP porque manifiesta una 'inación' hacia Catalunya y persigue a quien pone las urnas".

En este sentido, Munté ha aprovechado para comparar al ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, con Homs, porque mientras que al primero "no le ha pasado nada" después de todo el revuelo ocasionado por la filtración de las conversaciones en el marco de la Operación Catalunya, el diputado del PDC en el Congreso "es el único [de toda la cámara baja] imputado por haber ayudado a poner las urnas".

Mientras tanto, Homs ha abogado para buscar una "alternativa al PP para que no esté en la Moncloa" y ha asegurado que "yo he hecho propuestas y estoy dispuesto a mojarme". Por eso, ha puesto de manifiesto que si hubiera sido un acuerdo PSOE-Podemos nos hubiéramos podido sumar, pero no ha sido el caso.

Cuestión de confianza y RUI

Convencidos los dos que "se superará la moción de confianza", tanto Munté como Homs se han reiterado en la idea de que eso tiene que ir sí o sí ligado a los presupuestos. "Antes habrá elecciones en España que en Catalunya", ha puesto de relieve Homs.

Pero la cuestión de confianza y los presupuestos no entrarán solos en el Parlament. Seguramente, les acompañará la propuesta de hacer un Referéndum Unilateral de Independencia (RUI) porque, según Munté, "es el momento idóneo para situar esta propuesta a la cuestión de confianza".

Homs ha sido un poco más crítico con el RUI ya que se ha cuestionado, por una parte, si la gente del 'no' a la independencia participaría y, de la otra, si "de cara al mundo, tendríamos una buena carta de presentación", además de preguntarse con qué funcionarios lo sacarían adelante si "algunos de los que participamos en la organización del 9-N estamos en los juzgados".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat