En su vuelo de vuelta desde Irlanda hacia Roma, el papa Francisco ofreció una conferencia de prensa en la cual un periodista le preguntó qué les diría a los padres que identifican tendencias homosexuales en sus hijos. Ante esta pregunta, el pontífice aseguró que "rezaría, no condenaría, dialogaría, comprendería y les dejaría espacio".

Después el papa Francisco añadió, como recogen varios medios argentinos, que recomendaba recurrir a la "psiquiatría" cuando los padres constaten una tendencia homosexual en sus hijos desde la infancia. "Cuando eso se manifiesta desde la infancia, hay muchas cosas por hacer por medio de la psiquiatría, para ver cómo son las cosas. Otra cosa es cuando eso se manifiesta después de los 20 años", dijo el Papa.

Unas declaraciones polémicas que han sido rechazadas ampliamente por organizaciones para la defensa de los derechos LGBTI. "Cuando la Iglesia olvida que la homosexualidad no es una enfermedad y el papa Francisco autoriza comentarios psiquiátricos que ya han sufrido personas LGBT durante demasiado tiempo, ¡tenemos razón en preocuparnos!, publicó la organización SUS homophobie el lunes en un comunicado de prensa.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat