La ley que prohíbe el uso en espacios públicos de prendas que cubren el rostro, entre ellas velos integrales como el burka o el niqab, ha entrado en vigor este jueves en Países Bajos, en un hito que pone un punto y seguido a 14 años de debates y que ha sido bien recibido en la ultraderecha. 

El Ministerio del Interior ha instado a las autoridades locales y a todos los organismos competentes a empezar a aplicar la medida, que implica prohibiciones de entrada a sedes de la administración, escuelas, hospitales o transportes públicos para quienes no lleven descubierta la cara. También habrá multas de al menos 150 euros.

El líder del ultraderechista Partido de la Libertad, Geert Wilders, ha celebrado en una entrevista radiofónica este "día histórico",  y que considera que es la primera "medida contra el islam" que entra en vigor en Países Bajos.

Francia fue el primer país europeo en aprobar este tipo de legislación, en 2011. En Dinamarca, la prohibición entró en vigor hace exactamente un año y se ha saldado con 39 denuncias, entre ellas las de 22 mujeres que utilizaban velos integrales musulmanes.
 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat