El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha bromeado sobre las relaciones que los socialistas tienen que tener con Esquerra. En plena negociación para cerrar una investidura que hiciera presidente a Pedro Sánchez, el manchego se ha mostrado rotundo: "Yo para Reyes lo que no quiero, como no pienso que quiera ningún español y española, es vaselina. Queremos tener unos buenos Reyes, un feliz 2020 y tener la conciencia tranquila".

Podéis escuchar la declaración a partir del segundo 40.

El presidente de Castilla-La Mancha añade que "sería muy bueno conocer los colores, los matices e incluso si es posible las intenciones" que esconden las negociaciones.

García-Page es uno de los barones críticos del socialismo actual por la investidura con el apoyo de ERC. Anteriormente, el presidente de Aragón, Javier Lambán, también declaró que prefería un pacto con Ciudadanos antes que Izquierda.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat