Catalunya no ha estado presente en la conferencia de presidentes autonómicos de Salamanca. Al menos no con un representante, pero sí la cuestión catalana en sí. No sólo la ausencia del president Pere Aragonès, sino también la decisión de la justicia europea de revocar la inmunidad en Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí. Y algunos dirigentes socialistas, como el castellanomanchego Emiliano García-Page o el aragonés Javier Lambán, han aprovechado la rueda de prensa posterior a la cumbre para reclamar a Pedro Sánchez que haga volver al presidente en el exilio en territorio español.

Uno de los que más ha incidido en esta cuestión ha sido justamente Emiliano García-Page, que ha aprovechado la ausencia de Pere Aragonès para decirle que "le hubiera salido más a cuenta venir a Salamanca que irse a Waterloo". En este punto, el dirigente socialista ha añadido, como quién no quiere la cosa: "Si va a Waterloo, que sea para traer a Puigdemont". Ha vuelto a insistir en otra pregunta, que nada tenía que ver tampoco con el presidente en el exilio. Interrogado por la bilateral Estado-Generalitat, Page ha ironizado que este órgano aproveche para "mirar la mejor manera de traer a Puigdemont, si en coche, en tren o en avión".

No ha sido el único sospechoso habitual del PSOE que se ha referido a la cuestión. También lo ha hecho el presidente de Aragón, Javier Lambán, que cuando le han preguntado ha respondido: "Si ahora pudiera poner una cara de felicidad extrema, sería la mejor respuesta que podría plantearle".

Sorprendentemente, a este respecto, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha sido mucho más moderada. Si bien Isabel Díaz Ayuso ha defendido que todo el mundo es igual ante la ley, también ha querido mantener la prudencia porque asegura haber leído versiones contradictorias sobre la decisión de la justicia europea. Mejor no precipitarse a la hora de cantar victoria.

La decisión del TGUE

Los eurodiputados Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí han perdido de nuevo la inmunidad como miembros del Parlamento Europeo. El Tribunal General de la UE les había devuelto el aforamiento, como medida cautelar, mientras resolvía el recurso que presentaron contra la decisión del Parlamento Europeo de aceptar el suplicatorio solicitado por el juez instructor del Supremo Pablo Llarena. No obstante, el tribunal ha anunciado hoy que ha decidido desestimar aquel recurso y, por lo tanto, ha levantado también las medidas cautelares.

El vicepresidente del TGUE considera, según el comunicado de prensa que se ha hecho público, que no existe el requisito de una urgencia ante un daño grave e irreparable como invocan los eurodiputados y que "no han demostrado que puedan ser objeto de una detención inminente".

Tampoco ve un riesgo de detención en caso de que salgan de Bélgica para asistir a las reuniones del Parlamento en Estrasburgo. El TGUE asegura que "la inmunidad que ampara a los diputados durante sus desplazamientos al lugar de reunión del Parlamento o cuando vuelvan de este, se mantiene jurídicamente intacta".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat