El exdirigente de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi saldrá de la prisión de Logroño a primera hora de la mañana, después de pasar entre rejas seis años y medio. A la salida, en un primer acto de bienvenida, gente de ERC, como el senador Santiago Vidal, y de la CUP, como la diputada Anna Gabriel y el exdiputado David Fernàndez, le estarán esperando. También, la plana mayor de Sortu, ya que es su secretario general. De hecho, ante las puertas de la prisión, Otegi hará su primera intervención pública.

Entonces se trasladará a su pueblo, Elgoibar (Guipúzcoa), donde está previsto que también se organice por la tarde, hacia las seis y media, un acto de recibimiento. Allí dirigirá unas palabras a los asistentes en la fiesta Otegi Free Jaialdia, que se celebrará en la plaza de la localidad. La fiesta contará con las actuaciones del grupo Bad Sound System y el cantante Fermín Muguruza, entre otros. Además, habrá bertsolaris y txalapartaris.

El plato fuerte será el día 5 de marzo, cuando el dirigente participará también en un acto político de bienvenida en el Velódromo de Anoeta. Un escenario emblemático en su trayectoria política, ya que fue en este pabellón donde, el 14 de noviembre del 2004, el líder abertzale presentó una propuesta para “sacar el conflicto vasco de las calles” y llevarlo a una mesa de diálogo para dirimirlo “de manera pacífica y democrática”.

Vigilado por la Audiencia Nacional

El delegado del gobierno central en el País Vasco, Carlos Urquijo, y la Asociación de Víctimas del Terrorismo solicitaron la prohibición de estos actos. Finalmente, sin embargo, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco no los ha prohibido porque considera que se tiene que garantizar "el ejercicio de un derecho fundamental como es el de reunión y manifestación". No obstante, ha ordenado a la Ertzaintza y a la delegación del gobierno central en el País Vasco que vigilen su desarrollo para evitar la comisión de delitos de enaltecimiento del terrorismo.

Futuro de Otegi

El País Vasco celebra elecciones autonómicas este mes de octubre. Precisamente, en un intento de recuperar el electorado perdido en los comicios generales del 20D, EH Bildu ha tanteado a Otegi para intentar recuperar el espacio perdido en favor de Podemos y del lehendakari Iñigo Urkullu, del PNV. De hecho, el dirigente ya se ha mostrado predispuesto a formar parte de la candidatura. Se debe tener en cuenta que hoy por hoy Sortu se integra en EH Bildu, y él es el secretario general, figura vacante hasta hoy mismo que sale en libertad.

No obstante, esta propuesta de precandidato de EH Bildu todavía está en el aire, ya que Otegi no puede ocupar ningún cargo público porque sobre él recae una condena de inhabilitación hasta el 28 de febrero del 2021. De hecho, la Audiencia Nacional rechazó en enero el recurso que sus abogados presentaron en contra de esta decisión judicial.

En prisión desde el 2009

La policía detuvo a Otegi por orden del juez Baltasar Garzón en el marco del caso Bateragune. La Audiencia Nacional lo condenó entonces a diez años de prisión por un delito de integración en organización terrorista, al intentar reconstruir Batasuna bajo la dirección de ETA. Después el Tribunal Supremo rebajó la pena a seis años y medio, un plazo que expiraba el 8 de abril del 2016. Su salida, sin embargo, se ha adelantado hasta hoy porque le han descontado del cómputo las veces que tuvo que comparecer en los juzgados como medida cautelar.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat