Después de que el Tribunal Supremo rechazara aplicar medidas cautelares contra Juan Carlos I para evitar que huyera de España, Òmnium Cultural ha presentado una petición formal ante el fiscal suizo Yves Bertossa a fin de que cite a declarar como acusado al rey emérito Juan Carlos I, que se encuentra en los Emirates Árabes Unidos, ante las autoridades suizas y abran inmediatamente una investigación criminal contra él.

En un escrito firmado por el vicepresidente de la entidad, Marcel Mauri, Òmnium informa a la fiscalía de Ginebra de todos los trámites judiciales en marcha en el Estado español sobre Juan Carlos de Borbón y, a partir de la salida confirmada esta misma semana, le pide que lo llame a declarar en calidad de acusado para aportar nueva información a la investigación de Bertossa "ante las sospechas graves contra él, confirmadas por el procedimiento abierto a España". "Un paso urgente después de que el rey emérito anunciara públicamente su deseo de salir del territorio español con el fin de exiliarse en el extranjero", añade.

En la petición, la entidad presidida por Jordi Cuixart, condenado a 9 años de prisión en la sentencia del procés, también reclama que, si se confirma oficialmente la huida y el paradero del rey emérito, Suiza informe a la Interpol y al sistema de información Schengen para que Borbón sea puesto a disposición de las autoridades de aquel país.

Evitar que la corrupción quede impune

Òmnium considera "evidente" que el patriarca de los Borbones puede aportar "información útil y relevante sobre el origen de los fondos de los cuales fue beneficiario económico", entre otros, en bancos suizos y por eso insta al fiscal a tomarle declaración en calidad de acusado. Mauri ha reiterado que desde la entidad se seguirán poniendo en funcionamiento tantas iniciativas como haga falta para evitar que la corrupción de la corona quede impune y, tal como refleja el texto, "todo apunta que Borbón ha huido a un país sin tratado de extradición con Suiza, cosa que confirmaría que el rey corrupto no tiene ninguna intención de rendir cuentas ante la justicia".

En la petición, Òmnium recuerda que hay un procedimiento penal abierto en Ginebra bajo el mando del mismo Bertossa en relación con el "presunto blanqueo de sumas millonarias de las cuales el rey emérito español fue beneficiario".

En paralelo, también la Fiscalía española del Supremo tiene en marcha una investigación sobre Juan Carlos I por las comisiones del AVE en la Meca y, como señala el escrito, Òmnium ha presentado una querella criminal contra el emérito delante del mismo Supremo por presuntos delitos que hacen referencia a la corrupción, como soborno, tráfico de influencia y negociaciones prohibidas a funcionarios; por fraude fiscal y estafa en la hacienda pública; y blanqueo de capitales.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat