Òmnium Cultural ha puesto en marcha una ofensiva jurídica e internacional contra los poderes del Estado español y ha situado como primer objetivo la Corona. El presidente de Òmnium, Marcel Mauri, ha anunciado que han instado al gobierno de Suiza a bloquear las cuentas de Juan Carlos I en aquel país y que hoy mismo han presentado una querella criminal contra el rey emérito en el Supremo por los delitos de corrupción, fraude y blanqueo de capitales.

Esta primera acción se enmarca en una campaña de denuncia contra los poderes del Estado que Òmnium ha organizado para denunciar su quiebra democrática. Mauri ha explicado que esta campaña es respuesta a la represión por el 1-O y las "condenas vergonzosas del Supremo" contra los líderes del procés, pero también por los déficits democráticos evidenciados durante la pandemia, con la recentralización de las competencias y el "desacomplejado ahogo de las libertades".

Bloqueo de las cuentas en Suiza

La petición al gobierno suizo, que ya ha sido activada con la presentación de un informe jurídico-técnico, se hace en el marco de la investigación contra Juan Carlos I por presunto delito de blanqueo de capitales que está llevando a término la fiscalía helvética. "Es una acción preventiva para impedir que estos fondos se utilicen mientras está en curso la investigación y para bloquear fondos sospechosos de tener un origen ilícito", ha explicado la doctora en derecho internacional Neus Torbisco, que ha recordado que en estos momentos Suiza está especialmente preocupada por combatir la imagen de sospecha de blanqueo internacionales contra los bancos suizos.

Torbisco ha recordado que la Audiencia Nacional cerró las investigaciones sobre este tema hace dos años y ha mostrado el convencimiento que esta carta puedes servir como presión para conseguir el bloqueo de las cuentas al igual como Suiza ha hecho en el caso de otros mandatarios investigados por corrupción.

rey joan carles coche gtres

Joan Carles I, está siendo investigado por la fiscalía suiza / Gtres

Querella Criminal

Por lo que respecta a la querella criminal contra el Rey emérito ha sido presentada hoy en el Supremo y está basada en los delitos de soborno, tráfico de influencias, negociación prohibidas a funcionarios, fraude a la hacienda pública y blanqueo de capital.

"Exigimos que, como pasaría con cualquier otro ciudadano, se admita a trámite y se inicie la investigación", ha reclamado Mauri, aunque ha admitido que no confía en la justicia española.

No obstante, ha argumentado que esta acción servirá para fiscalizar la actuación de la fiscalía anticorrupción y permitirá a Òmnium actuar como acusación popular. "Cuando se demuestre que esta fiscalía no hace lo que tiene que hacer estaremos allí para denunciarlo", ha advertido Mauri que ha recordado que es la primera vez que se presenta una querella como esta contra el Rey emérito en el mismo momento en que hay una investigación abierta por la fiscalía por lo cual "el Tribunal Supremo no lo tiene fácil para rechazar la investigación"

"No podemos permitir que todo eso prescriba. Que no pueda olvidarse esta mala praxis de la monarquía española", ha argumentado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat