Salen a la luz nuevas grabaciones que implican a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, donde revela que jueces del Supremo y fiscales habían estado con menores en un viaje a Colombia. Estos audios provienen de una comida con el excomisario Villarejo y otros mandos policiales donde Delgado confiesa que en un viaje de trabajo a Colombia, que duró varios días, "una serie de jueces y fiscales españoles acabaron con menores de edad". Estas grabaciones, como el resto que han salido los últimos días, las ha obtenido el digital Moncloa.com.

El viaje era para asistir al Programa Aula Iberoamericana, un foro de formación e intercambio judicial dirigido a jueces y magistrados que funciona des de 1997 bajo la coordinación del Consejo General del Poder Judicial. Una de las ediciones anuales del Programa Aula Iberoamericana se celebró en Colombia, en Cartagena de Indias, pero no se ha podido descubrir en qué año fue.

Delgado, que en aquel momento era fiscal de la Audiencia Nacional, viajó con una comitiva de "gente del Supremo y de la Fiscalía General", asegura en las grabaciones filtradas. Con esta información, la ministra captó la atención del resto de comensales, que comían juntos el pasado 23 de octubre de 2009. Garzón fue el primero que se animó a narrar la historia, pero Delgado le cortó para contarlo ella.

"Lo contaré yo ahora", afirmó la titular de Justicia, "Teníamos un viaje a Cartagena de Indias; íbamos una magistrada de la Audiencia Nacional y yo", continúa. "Luego íbamos con una serie de personas del Supremo, de la Fiscalía General, catedráticos; intentamos quedar con ellos y nos decían que no".

Parece ser que los hombres no querían la compañía de Delgado y la otra magistrada y por eso ellas decidieron ir a cenar por su cuenta; la sorpresa vino cuando "vimos el grupo de tíos del Supremo y de la Fiscalía General con unas tías de 17 años".

En las grabaciones, Delgado asegura que las chicas eran menores de edad y que cuando los hombres la vieron, a ella y a la otra magistrada, "se levantaron de sopetón y se pusieron nerviosos cuando nos vieron". Además, la ministra de Justicia detalla que más tarde, los del Supremo y la Fiscalía les dijeron que eran "camareras del hotel que les habían dado pena".

Delgado defiende que los audios están manipulados

Este martes la ministra defendió que los audios filtrados estaban manipulados y reiteró que tiene el apoyo del presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

Delgado aseguraba ser víctima "de ataques execrables" e insistía en que no se había hecho pública la grabación entera de la comida. "Las grabaciones se cortan, se pegan, se ponen y se sacan", aseguraba.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat