La música Marta Santamaria fue increpada en Madrid por llevar un lazo amarillo. Los hechos sucedieron cuando cenaba con un amigo en un restaurante.

"Desde que llegamos al restaurante, el señor de la mesa de enfrente no ha parado de mirarnos con desprecio", ha comentado a través de las redes sociales. "Su compañera ens ha regalat un 'viva España'. Cuando se marchaban se nos ha acercado y, con gritos y una agresividad considerable, nos han dicho de todo". Santamaria dice: "No hemos caído en sus provocaciones, pero nadie nos ha defendido. Al contrario. Hemos sido observados por todo el mundo el resto de la cena, hasta el punto de que cuando las señoras de otra mesa se marchaban una se ha acercado para llamarnos 'Esto que hacéis es una puta provocación'".

"Un lacito es una provocación, pero una agresión verbal pública, no...", ha reflexionado. "Cuando llegamos al hotel, nos damos cuenta de que la pareja en cuestión se aloja aquí también. Los vemos en el hall. Yo voy a dormir, pero mi amigo se reúne con otros compañeros de la orquesta para tomar algo en el bar".

"El señor, cuando lo ve, lo va a buscar. Lo insulta a gritos y vuelve a no respetar un mínimo de distancia personal. Mi amigo le pide al personal del hotel que intervenga. ¡Ellos hacen retirar al señor, pero acaban pidiendo el número de habitación a mis compañeros, no a él!", explica sorprendida.

"Hoy, ellos creerán que han ganado. No llevaré el lazo, ni en el concierto ni en ningún sitio. Pero mañana volveré a pasear por el mundo con él y, cuando me pregunten qué significa y por qué lo llevo explicaré con más fuerza que nunca la causa catalana y la vergüenza democrática que es España. ¡Asco!", concluye Santamaria.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat