Los agentes de los Mossos d'Esquadra alertaron a los escoltas del presidente de la Generalitat Carles Puigdemont de que la Guardia Civil se dirigía al colegio de Sant Julià de Ramis, donde él tenía previsto votar, y facilitaron que votara en otro colegio en el referéndum del 1 de octubre.

Esta ayuda la proporcionaron comunicando a la central dónde se encontraban los efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, según el informe que ha entregado la Guardia Civil en el Tribunal Supremo, en el que analiza las comunicaciones de la policía catalana durante el referéndum.

En el citado informe, al que ha tenido acceso Europa Press, también se ve reflejada la comunicación de los Mossos para facilitar la votación de Oriol Junqueras, la del exconseller Santi Vila y la de otros consellers como la de Governació Meritxell Borràs.

Según el citado documento, a las 9:03 se produce una llamada de uno de los agentes a la central en la que le informa de lo siguiente: "Columna lo que puede dar mi vista, unos veinte vehículos banderín —así denominaron a la Guardia Civil—, GRS incluido, GRS como mínimo veinte vehículos en la zona de Sant Julia sentido Girona... Vale recibido, recibido. Confirmen mesa donde irá Platino, colegio donde irá Platino (así denominaron a Puigdemont), qué colegio es...Si ahora le confirmo, al pabellón de Sant Juliá de Ramís, ahora le confirmo".

A las 9:06 se produce otra llamada: "Prioridad, prioridad. La columna va directa al pabellón como va Platino, prioridad... Recibido 21... No son veinte, si son cuarenta más o menos y entran y están a diez segundos de donde va Platino... Bien ¿Entendemos cuarenta furgonetas?... Vehículos y furgonetas, están a diez segundos, si no han llegado ya al pabellón".

Otros agentes van informando a las mismas horas y desde otros puntos de los lugares por los que va discurriendo la columna de vehículos de la Guardia Civil. "Que sepan que por Sant Julià de Ramis en estos momentos, sentido Girona por la N-II, por la Avenida de Francia, unos 25 vehículos de Bandería, incluidos GRS... van hacia Girona por la Avenida de Francia...".

'Platí' en Cornellà de Terri

En otra comunicación, que se produjo poco después de las 9 de la mañana del día 1 de octubre, otro agente confirma la intervención en el colegio de Sant Julià de Ramis: "Aquí antidisturbios de la Guardia Civil están intentando hacer un cordón policial delante del colegio y desalojando personas, de momento la gente se está resistiendo...". Y al momento, en otra comunicación se escucha: "Confirme que escoltas está enterado de esto que está pasando en el colegio de Sant Julià... Afirmativo, están avisados".

Cerca ya de las diez de la mañana, a las 9:54, uno de los dispositivos informa a la central "con orgullo" -según dice el informe de Guardia Civil- que se ha culminado la misión de que el presidente votara: "TER 100 informa a Muga 0 que Platí ha ejercido su voto en el colegio de Cornellà de Terri. Pla de l'Estany...".

La conclusión del Instituto armado es que los Mossos eran conocedores de dónde iba a votar el entonces presidente de la Generalitat y de que además iban a facilitar "todos los medios a su alcance" para que se produjera esa votación, alertando a los escoltas del presidente, que también eran mossos, de la presencia y la actuación de los cuerpos estatales durante su intervención en el Pabellón del citado municipio.

Según precisan en su informe los investigadores, "esta información fue decisiva para que el convoy del presidente evitara la intervención y se desplazara hacia un lugar a salvo de las intervenciones de las FCSE".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat