El Gobierno plantea impulsar la armonización fiscal entre autonomías a través de la fijación de horquillas a los impuestos de patrimonio y de sucesiones y donaciones. Lo ha dicho la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, este martes en rueda de prensa después del Consejo de Ministros, pero ha dicho que no puede "anticipar" cuáles serán estas horquillas. Según Montero, la iniciativa plantea "un debate sano que no se hace contra ningún territorio" y "tiene que permitir que se preserve la unidad de mercado" y la "igualdad" entre comunidades.

La ministra ha dicho que el objetivo es "corregir" la "práctica eliminación" de estas figuras impositivas que han hecho autonomías como Madrid lo cual "desautoriza" a otras comunidades para las cuales la recaudación vía estos tributos es "imprescindible", ya que no tienen el efecto capitalidad de Madrid.

Montero ha remarcado que el hecho de que haya "dumping fiscal" lleva a algunas comunidades a reducir los impuestos para evitar una deslocalización de patrimonios. "No tributan los territorios, tributamos los ciudadanos", ha dicho la ministra, que ha defendido que hace falta que haya "cargas fiscales homogéneas".

La ministra ha remarcado que el debate sobre la cuestión todavía no se ha iniciado y que tiene la intención de "debatirlo con todos los territorios" y con expertos. Montero ha dicho que el Gobierno defiende la armonización fiscal en España igual que lo hace en Europa.

María Jesçus Montero ha remarcado que los impuestos de sucesiones y donaciones y patrimonio son cedidos a las autonomías por el Estado y que, por lo tanto, el Gobierno tiene capacidad reguladora sobre estos tributos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat