Desde que fue nombrada, Isabel Rodríguez tenía la misión de hablar más bien poco de Catalunya. Y, un martes más, se está saliendo con la suya. La semana pasada desvió todas las preguntas en córner. Y esta seman ha llevado la batuta en los términos deseados. A pesar de la amplia representación de periodistas catalanes en la sala de prensa de La Moncloa, que son legión, ninguno ha recibido el turno de palabra. Y la portavoz y ministra de Política Territorial ha dirigido el mensaje que quería: que ahora toca priorizar la comisión bilateral entre el Estado y la Generalitat, que es donde se abordan "las cuestiones que importan" a los catalanes. Este órgano se reunirá el próximo 2 de agosto en Madrid, antes de las vacaciones de verano.

La mesa de diálogo, prevista para la tercera semana de septiembre, todavía queda lejos. Por eso, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Rodríguez se ha centrado en la bilateral. Ha defendido que tendría que permitir "recuperar el tiempo perdido", una década de procés independentista que no han servido para abordar aquellas cuestiones que "importan a la ciudadanía". En este sentido ha celebrado la buena disposición de la consellera de la Presidencia, Laura Vilagrà, y ha señalado que los temas que se abordarán están ya "trabajados y avanzados". Son cuestiones que van desde las becas y la educación hasta Rodalies, infraestructuras o uso de la lengua.

 

Así, Rodríguez ha apuntalado el mismo relato de la semana: más hablar de cuestiones del día a día y menos del conflicto político con posiciones diametralmente opuestas. "Es muy importante de cara a la ciudadanía que está esperando un contexto diferente", ha defendido la ministra de Polícia Territorial, que ha reiterado que el Gobierno "ya ha dado muestras inequívocas de su disposición al diálogo" y ahora es el turno de la Generalitat. Ha afirmado que hay que superar cierto "agotamiento social, crispación y conflicto" que han marcado los últimos debes años.

"Avanzaremos en las cuestiones que importan la ciudadanía. Hay sensaciones positivas y tenemos que recuperar tiempo perdido para salir adelante", ha reiterado la portavoz del gobierno central, dejando claro que son el "gobierno del diálogo y el acuerdo".

De hecho, ha situado en un plano de igualdad la comisión bilateral con la próxima conferencia de presidentes, que tendrá lugar el próximo 30 de julio en Salamanca. Es un encuentro "muy importante" porque se abordarán los 20.000 millones de euros de los fondos europeos que empezarán a llegar a este año. Son el gobierno del diálogo "con todos los territorios", ha subrayado.

Sin noticias de Tribunal de Cuentas

De lo que no se ha podido preguntar es por el hipotético recurso del Estado contra el decreto del conseller Jaume Giró para cubrir las fianzas del Tribunal de Cuentas. Ayer mismo la portavoz del Gobierno reiteró que estaba siendo estudiado todavía por la Abogacía del Estado. A pesar de todo, la negativa a prorrogar el plazo de pago, un procedimiento habitual, hará imposible que los encausados puedan beneficiarse de momento del fondo de riesgo que el Govern de la Generalitat creó ahora hace quince días para cubrirlos. De momento no hay ningún banco dispuesto a entrar en la operación y el titular del Departament d'Economía, de quien cuelga el Institut Català de Finances, que gestiona el fondo, ha decidido "no correr el riesgo innecesario"

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat