A pesar de que menos que ayer, la comparación que hizo Pablo Iglesias entre el president Carles Puigdemont y los exiliados republicanos sigue trayendo cola. Hoy el vicepresidente se ha reafirmado en sus declaraciones, advirtiendo que ello no se sumará a la campaña de criminalización del independentismo de otras formaciones españolas. Una campaña a la que sí que se ha sumado la parte socialista del Gobierno. La portavoz del ejecutivo, María Jesús Montero, ha aprovechado hoy la ocasión para desautorizar al líder de Podemos. "Los exiliados defendieron la legalidad vigente y otros la quebrantaron", ha lanzado la dirigente socialista.

Poco antes de la rueda de prensa del Consejo de Ministros, Pablo Iglesias se ha reafirmado en sus palabras. En una atención breve a los medios de comunicación, ha aceptado a las críticas que le han caído "con deportividad". Pero al mismo tiempo ha hecho una advertencia: "Si lo que pretenden algunos es que yo me sume a la criminalización del independentismo, para eso ya a tienen muchos políticos, no a mí".

La respuesta ha llegado pocos instantes después desde La Moncloa. Con "absoluta firmeza", la portavoz María Jesús Montero ha defendido que España es "un estado social y de derecho" y, también, una "democracia plena". De esta manera, ha rechazado que haya exiliados por motivos políticos. De la misma manera, ha desautorizado la comparación con los exiliados republicanos de la dictadura franquista. "Los exiliados lucharon y defendieron la legalidad vigente; otros, la quebrantaton", ha replicado la dirigente socialista.

La portavoz del ejecutivo ha defendido que desde La Moncloa están trabajando "desde el primer día" para recuperar la "dignidad" de los exiliados republicanos y que seguirán "trabajando para su recuerdo". Ha puesto como ejemplo la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caidos, la recuperación del Pazo de Meirás, o el hecho de permitir que hijos y nietos de exiliados puedan adquirir la nacionalidad española.

Las palabras de Iglesias

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, comparó este domingo al presidente en el exilio, Carles Puigdemontcon los exiliados republicanos durante la dictadura franquista. En una entrevista en el programa Salvados de la Sexta, Iglesias subrayó que no "comparte en ningún caso" sus objetivos, pero que, si está en Bruselas, no es por "haber robado a nadie o para intentar enriquecerse, sino para llevar sus ideas políticas a un extremo erróneo".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat