El profesor de historia judía Ariel Kanievsky ha escrito un hilo en Twitter en el que le pide a la CUP que abra una reflexión sobre sus condenas totales a Israel, que en su opinión están equivocadas.

"Cuando Carles Puigdemont felicitó a Israel por el 70º aniversario de la independencia, sus amigos de la izquierda lo criticaron. Según la CUP, Israel no puede ser ejemplo de nada porque es un país "colonialista, racista, sionista y asesino que practica el apartheid", ha indicado Kanievsky. "Esta percepción de la izquierda independentista sobre Israel es compartida por gran parte de la izquierda occidental. La idea se resume en que Israel está mal porque ocupa territorios y mata y, por lo tanto, no puede ser ejemplo de nada y tiene que ser criticado y condenado", ha añadido.

El profesor ha explicado lo que le pasó después al president en el exilio. "Semanas después, cuando el mismo Puigdemont condenó a Israel por la muerte de decenas de personas en la Franja de Gaza, sus amigos de la derecha le intentaron explicar que su posición sobre el tema parecía contradictoria y lo criticaron por ello. La idea se resume en el hecho de que no se puede felicitar a Israel y al mismo tiempo criticar sus acciones", ha apuntado.

Kanievsky ha explicado dónde están, en su opinión, los errores. "Las dos ideas —o das apoyo a Israel en absolutamente todo o condenas a Israel por absolutamente todo— están equivocadas. Mucha gente no entiende por qué Puigdemont felicita a Israel el día de la independencia y al cabo de un mes denuncia una acción del ejército israelí en Gaza. La realidad es que, en los dos casos, el president de Catalunya demostró ser una persona coherente con sus valores morales", ha argumentado.

Según el profesor, la posición correcta sería asumir la complejidad de Oriente Próximo. "Se puede admirar la lucha histórica del pueblo judío por recuperar su libertad nacional y al mismo tiempo criticar las actuales políticas del Estado de Israel y dar apoyo al pueblo palestino. Pero eso requiere procesar cierta complejidad. Carles Puigdemont lo sabe. Y la CUP también lo tendría que saber. Tendría que saber que usar el adjetivo sionista como sinónimo de colonialista o racista es un error. Tendría que saber que, al igual que el catalanismo, el sionismo tiene muchas caras", ha añadido.

Kanievsky recuerda que los primeros sionistas eran revolucionarios de izquierdas, y que judíos sionistas interrumpieron su proyecto nacional en Israel para unirse a las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil española. "Murieron defendiendo a Catalunya en la sangrienta batalla del Ebro", recuerda.

Este es el hilo completo:

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat