El vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, considera que los votos particulares de dos magistrados del Tribunal constitucional, que han defendido los derechos fundamentales de Jordi Turull y han argumentado que la sentencia de doce años de prisión e inhabilitación fijada por el Tribunal Supremo es desproporcionada, demuestra que "el Estado español empieza a tener miedo de Estrasburgo", una vez la defensa de Turull ya tiene el camino allanado para llevar su caso al Tribunal Europeo de los Derechos Humanos (TEDH).

"Los magistrados del Tribunal Constitucional han dicho lo que hemos dicho siempre: ni tumulto, ni sedición, el 20-S Jordi Cuixart ejerció derechos fundamentales", ha insistido Mauri, entrevistado este jueves por la noche en el espacio Més 324 de TV3.

En la misma entrevista, Mauri ha señalado que "la tarea del exilio de internacionalización es imprescindible para explicar a todo el mundo lo que está pasando", y ha insistido en su mensaje a favor de la amnistía para presos políticos, exiliados y represaliados: "Hay gente en la prisión y el exilio por ejercer derechos fundamentales y defender la autodeterminación". "Tenemos más de 3.300 represaliados, la represión no se detiene", ha insistido, para añadir que "hace falta apostar por la amnistía y avanzar hacia la consecución del derecho a la autodeterminación". "Hay que sumar la crisis política provocada por la represión brutal del Estado que tiene fobia a que podamos decidir libremente nuestro futuro", ha añadido el vicepresidente de Òmnium Cultural.

Con respecto a las negociaciones para formar nuevo Govern, Mauri ha pedido "generosidad a todos los partidos políticos", señalando que "por encima de las tácticas legítimas tiene que haber la voluntad de crear una estrategia unitaria y un acuerdo".

Asimismo, Mauri ha recordado que las reivindicaciones no tienen que ser únicamente en el plano político, porque "hay que hacer frente a los retos inaplazables de país como que uno de cada cuatro catalanes es pobre". Por eso ha insistido en que "tenemos muchos deberes todos, instituciones y sociedad civil".

En defensa de la lengua

Finalmente, el vicepresidente de Òmnium Cultural ha insistido en la defensa de la lengua catalana y ha hecho un llamamiento a "presionar allí donde toca para que sea respetada". Además, se ha mostrado a favor de un "presupuesto mínimo del 2% por la cultura" y ha advertido que "ante la extrema derecha, hacen falta más cultura y educación que nunca".

En este sentido, Mauri también ha defendido que se puedan ver todas las cadenas de televisión en lengua catalana en todo el ámbito lingüístico: "La reciprocidad en los medios de los Països Catalans es indispensable", ha afirmado, para añadir que "la situación actual es impensable en pleno siglo XXI" y por eso, "todas las televisiones en catalán se deben poder ver por todos los Països Catalans".

 

Imagen principal: Marcel Mauri, vicepresidente de Òmnium Cultural / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat