Con la representación, ahora mismo, sólo de Esquerra en la mesa de diálogo y la grieta abierta con Junts para presentar miembros de su partido pero no del Govern, la previa a su celebración no empieza de la mejor manera.

El president Artur Mas, alaba el diálogo pero también duda de la eficacia de este concreto que se ha planteado: "Confío en el concepto de diálogo y soy un creyente del concepto de la negociación y el acuerdo. Ahora bien, si hablamos concretamente de esta mesa, y si los objetivos son los que dice el president Aragonès, yo sinceramente no veo que tenga ninguna posibilidad de éxito en el corto plazo, un par de años todo estirar lo que pueda durar", en declaraciones en TV3.

Así pues, para hacer frente a los retos del independentismo, Mas confía en la fórmula que lideró con Junts pel Sí y pide una visión más global que no marque tan los perfiles políticos: "Hace falta en el mundo de la política que la gente tenga visión de país. Más allá de la defensa del partido, no ser prisioneros de la ideología del partido o dirigirse a tu parroquia más natural. Sino de tener una visión de país entero y de eso tenemos un montón de cosas sobre la mesa que lo requieren. El Aeropuerto es una de ellas, también la mesa y cómo garantizar que la gente en casa viva mejor es otro gran reto que tenemos".

Al otro lado sin embargo, recuerda el hermetismo que muestran: "Nosotros queremos un referéndum sobre la autodeterminación donde se pueda decir si queremos o no la independencia de Catalunya, eso es muy concreto. ¿Al otro lado, más allá de la represión, qué más tenemos? Llevamos nueve años así, esperando ver un proyecto concreto para poder valorar y responder".

"Les haría marchar"

Por eso pide consenso en los grandes proyectos. ¿El de más actualidad? La ampliación del Aeropuerto del Prat. En este caso, Mas ha sido directo y plantea qué haría él si alguno de sus miembros anunciara su asistencia a una manifestación en contra de este: "No los dejaría, podrían ir pero tendrían que terminar. Los dejaría escoger, diría que no puedo limitar el derecho a ir a una manifestación pero sepáis que si vais no podéis formar parte del gobierno del país".

Mientras hablan de comisiones específicas o mesas de diálogo, Mas recuerda la fórmula que en tiempos anteriores nunca ha fallado: el Congreso de los Diputados: "De la ampliación del aeropuerto del Prat dicen que no se puede hablar en esta mesa y es así. Se tiene que hablar en el parlamento español donde se tienen que debatir unos presupuestos y pasan para que los soberanistas catalanes o uno como mínimo esté dispuesto a negociar estos presupuestos. Evidentmente podría ser un condicionante". Y lo plantea así: "Diría a PSOE y Podemos que o hay pactos de apoyo al Aeropuerto o no hay presupuestos. Allí se tiene que hablar de estas cosas que es donde tenemos la fuerza para hablar".

Fotografía de portada: imagen de recurso del president Artur Mas con Carme Forcadell

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat