El Observatorio contra la Homofobia (OCH) ha convocado este sábado una concentración a Barcelona como respuestas a las tres agresiones LGTBIfóbicas que tuvieron lugar en Catalunya en un fin de semana. La convocatoria ha reunido a más de un centenar de personas, entre las cuales se encontraban representantes del Parlamento y los consellers, Joan Ignasi Elena y Violant Cervera.

Si bien los hechos del fin de semana pasado son excepcionalmente violentos, en especial la agresión en la playa de Somorrostro, según ha recordado Eugeni Rodríguez, presidente del OCH, se producen en un contexto donde este tipo de agresiones están en auge.

Tanto el presidente del OCH como el conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, han respondido a las preguntas de los periodistas antes de iniciar la acción central de concentración: Cartografiar en un mapa de Catalunya todos los puntos donde habían sucedido agresiones contra el colectivo LGTBI. Para prever y cubrir mejores los casos que se den los Mossos d'Esquadra anunciaron la creación de una nueva unidad sazonal contra los delitos de odio. Sin embargo, Elena no ha querido dar declaraciones sobre las medidas que se impulsarán desde su departamento, ya que ha recordado que ha asistido a la concentración para mostrar apoyo y solidaridad.

Núria Segura

Compromiso público

Sobre el escenario en la superilla entre la calle Parlament y Comte Borrell han pasado varios activistas que han remarcado la importancia de la implantación de políticas públicas que proteja los derechos del colectivo. "Tenemos que pedir que las políticas públicas vayan más allá de un tuit, de un discurso", ha remarcado Rodríguez.

El presidente de la entidad se ha mostrado esperanzado con poder abrir una nueva etapa con el Gobierno catalán, en la cual las políticas sobre el colectivo no se queden en Barcelona o en la cual acaben con la creación de un único centro LGTBI, sino que se extiendan por todo el territorio. "Uno tiene que poder ser gay, lesbiana, trans, bisexual e intersexual también en el último pueblo de Lleida", ha sentenciado Rodríguez

El trabajo de la memoria

La mayor parte del acto ha girado en torno al recuerdo y la marca de las agresiones LGTBIfóbicas que han tenido lugar desde principio de año a Catalunya. El grado de violencia entre ellas eran diferente, pero todos rezumaban odio hacia todo el colectivo. Este ejercicio de memoria y visualización ha concluido con un mapa del país plagado de puntos que representaban agresiones de todo tipo, un total de 77 incidencias registradas por el OCH.

 

Imagen principal: Concentración en el barrio de Sant Antoni de Barcelona en rechazo a las agresiones homófobas que hubo el fin de semana / Núria Segura

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat