La secretaria general de ERC, Marta Rovira, que permanece exiliada en Suiza, ha manifestado por videoconferencia en un encuentro en Irún (Guipúzcoa) contra la cumbre del G-7, que el Estado español es "irreformable e inmovilista" y "protege los privilegios de una minoría". Según Rovira, esta minoría es "una casta política oligopólica que extrae del erario público muchos recursos" en beneficio de "unos cuantos".

Rovira ha hecho esta reflexión por videoconferencia durante una mesa redonda titulada Diálogos entre naciones sin Estado, en el marco de la reunión contra la reunión en Biarritz del G7, en la que también han participado al líder de EH Bilbu, Arnaldo Otegi, y el presidente de la Asamblea Regional de Córcega, Jean-Guy Talamoni, este último también por videoconferencia.

La secretaria general de ERC ha dicho que en Catalunya "el movimiento independentista es cada vez más transversal y suma más perfiles sociológicos diferentes" de personas que "han llegado a la conclusión de que para conseguir la justicia social sólo hay una vía que es la independencia". "Es el motivo - ha continuado Rovira - por el que el movimiento independentista tiene el apoyo casi de la mayoría de la sociedad catalana y está en crecimiento porque el Estado no ofrece ningún proyecto para conseguir igualdad de oportunidades y la justicia social".

"Lo hemos intentado todo y nos hemos encontrado con un Estado social irreformable e inmovilista que protege los privilegios de una minoría", ha insistido. Según su opinión, "la única manera de luchar contra el Estado es a través de la soberanía" para "obtener todas las competencias políticas y recursos económicos". Ha considerado además que el Brexit puede abrir una "ventana de oportunidad" para el independentismo si se consigue "definir Europa como una Europa de los ciudadanos que hable democráticamente a través de instrumentos democráticos".

Ha defendido también que muchos de los indicadores económicos en Catalunya "han sido positivos los últimos años" a pesar de la "guerra sucia mediática" que, según su opinión, ha sufrido el país, sin que estos recursos hayan tenido "repercusión" en la sociedad porque no se produce "una distribución de la riqueza equitativa"

637021817239604719

Arnaldo Otegi ha asegurado por su parte que "no existe posibilidad real de que exista una evolución en términos democráticos del Estado español, que resuelva en términos estructurales sus graves déficits, entre otros, el problema territorial". Durante la intervención, Otegi ha afirmado que "la deriva natural del Estado español será una deriva autoritaria", en la que "podrá haber unos lapsus de gobiernos más o menos progresistas" con los que EH Bildu se tendrá que "comprometer o no". "Pero la deriva natural de este Estado será la natural que está sucediendo en Europa, hacia un modelo autoritario de recorte de libertades", ha sentenciado.

"Ante ello - ha añadido - la izquierda tiene que ser capaz de construir alianzas lo más amplias posibles, que tienen que ser antifascistas, antiautoritarias, con programas económicos y sociales antioligárquicos y populares, y que defiendan los derechos de los presos y la autodeterminación de los pueblos". Otegi ha señalado además que su formación no "renunciará" a su "proyecto de liberación nacional", a ser "independentista" y a "construir un modelo social alternativo".

Después de insistir en que "cambio social y soberanía son dos caras de la misma moneda", el líder de EH Bildu ha criticado a los integrantes del G7, cuya reunión se celebra, según ha dicho, en "el corazón" de Euskal Herria, a los que ha responsabilizado de las "innumerables crisis" que se están produciendo en el planeta, entre ellas la financiera, la ecológica y la política.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat