El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, ha afirmado este viernes en una entrevista en Antena 3 que el PP ofreció a la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá dos salidas: "o abandonaba el Senado o abandonaba el grupo del PP y pedía la baja de militancia del partido", y "ella ha decidido optar por mantenerse en el Senado y dejar de ser militante", de manera que "el PP ya no tiene ninguna capacidad de obligarla o exigirle nada". "Hemos cerrado el capítulo", ha sentenciado.

Según Margallo, a Barberá "se la investiga por haber dado 1.000 euros al partido que supuestamente se le devolvieron en dos billetes de 500 euros" y hay que respetar su "presunción de inocencia".

Clima "absolutamente irrespirable"

El ministro ha asegurado que el PP actuó movido por un clima "absolutamente irrespirable, que desmoraliza a la opinión pública y aleja a mucha gente de la política", y ha decidido que "nadie que esté siendo investigado" puede estar en el partido.

Ha explicado que ha hablado con la exalcaldesa de Valencia y "ella se siente dolida" porque "no ha habido un tratamiento cariñoso por parte de algunos militantes" que "han hecho leña del árbol caído". "Los que somos amigos de Rita no estamos pasando un buen momento", ha dicho.

Ha defendido también la actuación en este caso del presidente del gobierno español en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy. "Nadie en este puede privarla de este escaño, porque la jurisprudencia del TC es muy clara: el escaño corresponde al senador y nadie se lo puede quitar".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat