El exministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo habría cobrado el sueldo que le correspondería como ministro, a la vez que recibía una pensión de jubilación durante al menos dos años, entre 2014 y 2015, según ha avanzado este lunes infoLibre.

Este subsidio, financiado por el Parlamento Europeo, lo reciben todos los antiguos eurodiputados que, dentro del fondo voluntario de Luxemburgo, hayan cumplido los 63 años. Sin embargo, esta pensión también se puede rechazar voluntariamente, como hizo el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

La Ley General de Seguridad Social española no permite que los cargos públicos en activo reciban ninguna pensión. No está permitido que ningún jubilado trabaje por su cuenta si eso implica superar el salario mínimo anual de 10.302,6 euros. Margallo, sin embargo, recibió los 53.000 euros de jubilación del Parlamento Europeo en el 2015, además de una segunda pensión del mismo organismo (8.104,80 euros), mientras cobraba el sueldo de ministro.

El Congreso se defiende asegurando que la pensión del Parlamento Europeo no está financiada con fondos públicos, sino que es una renta de carácter privado creada gracias a las aportaciones de los partícipes del fondo de Luxemburgo. La realidad de estas cuentas contradice la versión de la cámara baja española. Entre el año 2000 y el 2009, el fondo estuvo financiado en dos terceras partes por dinero del Parlamento de Estrasburgo, mientras que las aportaciones privadas sólo aportaron la parte restante.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat